13 de noviembre de 2016

Relación marcada por la desconfianza ética

Algunos organismos recomiendan prohibir que los médicos reciban regalos de los laboratorios

13.11.2016 | 00:12
Relación marcada por la desconfianza ética

La colaboración entre los grandes laboratorios y los médicos siempre ha estado bajo sospecha. La posibilidad de que los facultativos receten ciertos medicamentos por su relación con determinadas farmacéuticas ha estado siempre presente. Y ahora algunos organismos piden corregir esa relación.

La veda la abrió, la semana pasada, el Consejo Gallego de Bioética. El organismo privado, formado por veinte expertos que asesoran a la Consejería de Sanidad de la comunidad que preside Alberto Núñez Feijoo (PP), recomendó la prohibición de los regalos que reciben los médicos por parte de las grandes compañías farmacéuticas.

El ente alertó públicamente sobre los "pagos excesivamente altos" a profesionales sanitarios por ensayos clínicos o su participación en congresos. En un informe titulado Los conflictos de intereses en el ámbito de la salud, constata "la inducción a la prescripción de medicamentos" de determinados laboratorios a través de "regalos, invitaciones o actividades de formación" a los médicos. Éticamente, la relación entre facultativos y grandes compañías farmacéuticas siempre ha estado bajo sospecha. En 2015, Pfizer -que en 2015 repartió 14,91 millones de euros entre los galenos que ejercen en España-, despidió de manera fulminante a cerca de una treintena de altos cargos de su filial en España. Tras la tajante decisión de la empresa se descubrió que las expulsiones se habían realizado tras conocer los resultados de una investigación interna ordenada desde la sede del laboratorio -en Nueva York- tras recibir una denuncia de un exempleado, que acusó a sus antiguos compañeros de España de realizar prácticas comerciales con uno de sus medicamentos contrarias al código ético de la compañía: la conclusión fue que captaron voluntades y fomentar el uso de este medicamento con argumentos más allá de los estrictamente científicos.

Hepatitis C

En los últimos meses también ha estado bajo sospecha un medicamente: Sovaldi, el caro y revolucionario fármaco contra la hepatitis C. Durante la negociación para la adquisición de ese fármaco por parte de la sanidad pública, desde el Gobierno de España se dejó caer la idea de que detrás de la reivindicación de los enfermos y de algunos colectivos médicos para que se hiciera frente al enorme gasto podían estar supuestas presiones de los laboratorios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine