11 de noviembre de 2016

La inclinación de Neptuno y Urano sigue siendo un misterio para la ciencia

El investigador Aurélien Crida dice en un acto del IAC que es un enigma "desconcertante"

11.11.2016 | 03:06
La inclinación de Neptuno y Urano sigue siendo un misterio para la ciencia

Aurélien Crida, investigador de la Universidad de Niza (Francia), señaló ayer que, más o menos, se entiende bien cómo evolucionaron todos los planetas del sistema solar, pero quedan por resolver preguntas "desconcertantes" como por qué Urano y Neptuno están inclinados sobre su eje.

Tampoco se sabe por qué es tan reciente el suelo de la superficie de Venus, ni si los anillos y satélites de Saturno se formaron recientemente o al mismo tiempo que el planeta, ni de dónde provienen los satélites de Marte, señaló este investigador con motivo de su participación en la Escuela de Invierno del IAC.

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) señaló en un comunicado que Aurélien Crida también dijo que si bien se sabe que los planetas del sistema solar se formaron a partir de un disco de gas y polvo (disco protoplanetario) no se entiende todo el proceso posterior para que se convirtiesen en planetas. Generalmente, añadió Aurélien Crida, se considera que cuanto más lejos del Sol (unas tres veces la distancia entre él y la Tierra), la temperatura en la nube de gas y polvo era lo suficientemente fría para que el agua se congelara y que la presencia de hielo en lugar de vapor de agua jugó un papel importante en la formación de los planetas gigantes, los que están lejos del Sol.

Recordó que, según el conocido como modelo de Niza, publicado en 2005 por los investigadores Morbidelli, Tsiganis, Gomes and Levisonm, después de que el gas del disco protoplanetario se disipase, los cuatro planetas gigantes (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) no estaban en sus órbitas actuales, sino más agrupados. Esa configuración resultó ser inestable y en algún momento modificaron sus órbitas, lo que explica su posición orbital actual, así como el cinturón de Kuiper -de asteroides más allá de Neptuno-, la presencia de satélites irregulares alrededor de planetas gigantes, los asteroides troyanos de la órbita de Júpiter y el bombardeo de meteoritos que originó los mares lunares -manchas oscuras- que se ven en la actualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine