Todo conectado, ¿todo asegurado?

La última edición del congreso sobre el internet de las cosas ha sido la de mayor éxito y la que más dudas sobre la seguridad ha planteado

06.11.2016 | 05:14
Todo conectado, ¿todo asegurado?

Mucho se está hablando en las últimas semanas del internet de las cosas -Internet of Things o IoT en inglés- a raíz del ciberataque que provocó la caída de miles de páginas webs y servicios en todo el mundo hace tan solo unos días. El que ya es considerado el mayor ataque DDoS de la última década, provocó que servicios como Netflix, Twitter o Amazon y webs como la del New York Times dejaran de funcionar. Y es que dicho ataque empezó precisamente a través de dispositivos conectados, de unas cámaras y grabadores de DVD concretamente. Pero, ¿qué dispositivos son esos del internet de las cosas?

Cuando hablamos del internet de las cosas nos referimos a todos esos objetos cuya naturaleza no es la de estar conectado o estar dedicado a la comunicación. Está claro que un móvil o tableta son "cosas" y que tienen "internet", pero no entran en esta categoría. Dentro del internet de las cosas nos encontramos con la nueva generación de coches, relojes, ropa, motos, aparcamientos, y toda una suerte de objetos cotidianos que ya empiezan a estar conectados a internet. Desde robots de cocina hasta bombillas, pasando por televisores, robots limpiadores y máquinas expendedoras, todo es factible de estar conectado a internet. Y a su vez todo es factible de ser pirateado.

Un mundo conectado

Lo cierto es que uno no es consciente de la realidad conectada que nos rodea hasta que aterriza en un congreso como el IoTSWC celebrado hace unos días en Barcelona.

Una de las empresas que más productos mostró fue Vodafone. Desde un aparcamiento inteligente, que ya está operativo en su sede central en Madrid, hasta collares de localización de mascotas por GPS, la compañía de telecomunicaciones no dejó a nadie indiferente con sus anuncios. Cabe destacar que algunas de las demostraciones realizadas, en colaboración con empresas como Somfy, Quality Espresso o Aromas Fenpal estaban claramente enfocadas a las pymes, precisamente las que más deben protegerse ante los ciberataques.

El próximo año será sin duda el de la explosión del internet de las cosas debido en gran medida al impulso que marcas como Intel, Microsoft o IBM están dando con sus tecnologías, pero todos esos desarrollos deberían ser seguros al 100%. El IoT industrial tendrá un gran desarrollo a lo largo de los próximos años y es por ello que los fabricantes empezarán a implementar en sus sistemas soluciones de seguridad hasta ahora inexistentes. Pero según los expertos esas medidas no serán del todo infalibles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine