La suspensión de las reválidas provoca recelo en las comunidades autónomas

Las regiones no gobernadas por el PP mantienen que estas pruebas no tenían efectos académicos este curso y piden cautela hasta que se materialice la medida

27.10.2016 | 23:42

La mayor parte de las comunidades autónomas no gobernadas por el Partido Popular se han mostrado recelosas ante el anuncio del presidente del Gobierno en funciones y candidato a presidir el nuevo Ejecutivo, Mariano Rajoy, de que las pruebas finales de ESO y Bachillerato no tendrán efectos académicos y solo se mantendrá su papel diagnóstico y su voluntad de articular un Pacto de Estado de Educación que permita alcanzar un consenso sobre el sistema educativo.

Por un lado, los gobiernos de parte de estas regiones han aprobado el anuncio pero se han mostrado cautelosas a la hora de valorarla, hasta que no se "materialice" de forma concreta. Por otro, los representantes de algunas de las comunidades han puesto de relieve que el anuncio "no supone nada nuevo" porque dichas pruebas no tenían en ningún caso efectos académicos, al menos durante este curso.

Por su parte, el consejero andaluz de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano (PSOE), ha aplaudido el "cambio de criterio" del Ejecutivo nacional se ha mostrado comedido en la celebración porque "hay que ver en detalle" el alcance de la decisión y cómo se materializa.

En todo caso, ha recordado que la oposición del Ejecutivo andaluz no es solamente una oposición a la medida de las pruebas de final de ESO y Bachillerato sino a toda la ley educativa.

En este sentido, el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana, Vicent Marzà (Compromís), cree que el anuncio del presidente del Gobierno en funciones es "hacer lo de siempre" que, a su juicio, consiste en "decir mucho y no hacer nada". Para Marzà, la eliminación de los efectos académicos de las pruebas "no tiene ningún efecto práctico" porque dichas pruebas "este año ya no tenían efectos académicos".

Igualmente, desde Aragón, la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, ha manifestado que Rajoy "no dice nada nuevo" cuando anuncia que las pruebas no tendrán efectos académicos este año porque ya existe un Real Decreto que establece que "no tiene valor académico ni la reválida de cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), ni la de segundo de Bachillerato".

En Cataluña, la consellera de Enseñanza, Meritxell Ruiz (JxSí), ha criticado que la medida "llega tarde" y que, en cualquier caso, en su comunidad autónoma no se iban a aplicar este año. Además, cree que las reválidas, como el resto de la Lomce, se impusieron "sin consenso y sin ningún pacto con nadie" y ha advertido que, de cara al Pacto de Estado propuesto por Rajoy, desde el gobierno autonómico "no se aceptará ningún pacto que suponga ir contra la inmersión lingüística y contra el modelo pedagógico catalán".

En cuanto a Asturias, comunidad gobernada por el PSOE, el consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ha valorado positivamente la medida pero ha manifestado su deseo de que la intención del Gobierno anunciada este jueves por parte del presidente del Gobierno en funciones sea "el primer paso" para suspender definitivamente las pruebas y para qué "la Lomce, como tal, nunca se aplique".

En cuanto a las comunidades gobernadas por el PP, la portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha manifestado sentir "tranquilidad" tras el anuncio del presidente del Gobierno en funciones de suspender los efectos académicos de las reválidas y ha subrayado su "satisfacción" por la voluntad de articular un Pacto de Estado de Educación.

A su vez, el presidente en funciones de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha aplaudido las declaraciones de Rajoy, que considera "lógicas" de cara a buscar un pacto nacional que permita dotar a España de un marco educativo estable.

En La Rioja, el gobierno autonómico ha reafirmado su intención de cumplir con las instrucciones que reciba del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte pero recuerda que las pruebas finales de ESO y Bachillerato no tenían validez académica en este curso, pero sí un valor de diagnóstico, ya antes del anuncio del presidente del Gobierno en funciones.

Por su parte, desde la Consejería de Educación y Universidades de Murcia, han manifestado su apoyo a la intención de Rajoy de articular un Pacto de Estado de Educación para que "aporte estabilidad a varias generaciones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine