La comunidad escolar, en lucha

Los jóvenes dan la cara por su educación

Medio millar de estudiantes, padres y docentes se manifiestan en la Isla en contra de la Lomce. Los alumnos exigen la derogación de las reválidas y el decreto 3+2, y la aprobación de una ley "consesuada"

27.10.2016 | 04:10
Los jóvenes dan la cara por su educación
Los jóvenes dan la cara por su educación

Los estudiantes de Canarias mostraron ayer su rechazo a la norma educativa impulsada por el Gobierno central y especialmente a las reválidas. Los alumnos, llamados a la huelga, secundaron el paro en un 65% según datos de la Consejería de Educación del Gobierno regional y alrededor de medio millar se sumó a la manifestación que recorrió las principales calles de la capital tinerfeña.

La consigna que les animó a cambiar las aulas por las calles era clara: Un no rotundo a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Escolar (Lomce) pero tras esta protesta se esconde un llamamiento a un cambio en el sistema. Según explicó el portavoz de la coordinadora de estudiantes del Archipiélago, Pablo Arozamena, "lo principal es una crítica al sistema educativo y un llamamiento a la elaboración de una nueva ley".

A juicio del portavoz del alumnado canario, la Lomce debe ser modificada por otro articulado "que promueva y proteja una educación pública, de calidad y laica" y defendió que para llevarse a cabo este cambio normativo "debe basarse en el diálogo y en el consenso". Por ello, valoró que la movilización convocada ayer contara con el apoyo de sus progenitores, mediante la participación de la Federación Insular Tinerfeña de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fitapa). El presidente del colectivo, Eusebio Dorta, apoyó la tesis del estudiante y advirtió de que "la nueva norma no debe salir a la carrera, tiene que ser un proceso lento para que se llegue al mejor acuerdo posible".

Desde esa premisa y confiando en que el nuevo Congreso de los Diputados sea capaz de modificar la normativa, Dorta lamentó que "el sistema de reválidas impuesto por la Lomce perjudique a varias generaciones, serán dos o tres las que pasen por ese examen a diferencia de los que vengan después".

Precisamente, el futuro de la educación es una de las principales preocupaciones expresadas ayer por los estudiantes tinerfeños. Con lemas como "Becas sí, Lomce no" o el tradicional "La educación no se vende, se defiende", los alumnos se sumaron a la defensa de lo que consideran un derecho fundamental,

De hecho, justo al pasar frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, los manifestantes aprovecharon la ocasión para recordar que "Aquí están, estos son los que roban la educación". Y es que, según defendió el portavoz de la coordinadora de estudiantes "el Gobierno central es el responsable y ante esta situación solo cabe la presión social".

De ahí que esta protesta se ampare en una movilización nacional y que provocó que miles de estudiantes de todo el país salieran a la calle en las principales ciudades españolas.

Quejas

Aunque las reválidas es uno de los asuntos que trae de cabeza al colectivo, su portavoz insistió en otros aspectos de la norma y de las políticas que están afectando a la calidad de la educación que reciben. Así, denunció cuestiones como el decreto conocido como 3+2 y que promulga grados universitarios de tres años y otros dos cursos para la realización de máster "que encarecen la enseñanza superior"; el impulso de prácticas remuneradas o mejorar las condiciones laborales del profesorado.

Tal es así que al revés de lo que viene siendo habitual en las movilizaciones educativas, fueron los estudiantes los que sacaron la cara. A pesar de que contaron con el apoyo de sus docentes y la colaboración de los sindicatos más representativos del sector, fueron los más jóvenes los que lideraron la protesta, hasta tal punto que más de la mitad de los manifestantes eran alumnos, sobre todo de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato.

No faltaron universitarios puesto que la movilización también afecta al sistema de educación superior, lo que a juicio de Pablo Arozamena es una muestra de que "todos los estudiantes muestran su sentido común al estar en contra de este sistema tan restrictivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine