Una empresa ofrece tener hijos sin mediar sexo a personas fértiles

Un ingeniero ofrece gestaciones por 182 euros mensuales durante tres años

19.10.2016 | 23:38

Prelude es una empresa tecnológica emergente que ofrece tener hijos sin mediar sexo. Es un proyecto nacido gracias al ingenio del argentino Martín Varsavsky. Lo primero fue encontrar la inversión y lo consiguió: algo más de 182 millones de euros. El objetivo, llevar a cabo un proceso programado para tener bebés. Y todo ello se hará con su empresa Start up, Prelude.

Todo surgió cuando Varsvasky, empresario de telecomunicaciones argentino de origen judío y nacionalizado español, se trasladó a Estados Unidos. El caso es que quería resolver un problema que le afectaba, pero lo alargó al ver mucha gente podría estar en una situación similar. Se puso manos a la obra. "Al fin y al cabo, soy profesor en Columbia. Cuando quiero saber de algo, me meto a fondo", declaró al diario El País, quien informó de la existencia de este proyecto.

Una vez que dejó Miami, que es donde se fue a vivir tras dejar Madrid, Varsvasky se planteó llevar a cabo el proceso. Prelude ofrece la posibilidad de tener hijos con una cuota de 182 euros mensuales durante tres años. Esa cuota cubre la extracción de ovocitos y la congelación, mantenimiento, fecundación in vitro, además de implante y pruebas embrionarias para tener la certeza de que el bebé está sano. Cuando se cumplan los tres años, quien quiera puede seguir pagando hasta que llegue el hijo, según recoge la información del diario madrileño, que añade las reflexiones de Martin Varsvasky: "He buscado la mejor manera de tener bebés. El problema es que no vas a la clínica cuando eres fértil, sino cuando es más complicado. La gente quiere tener los hijos a partir de los 35 y los 40, pero casi nadie con 25, que es cuando se tiene mejor material. Ya se congelaban gametos, se escogían los sanos y se implantaban evitando generar mellizos".

A estas alturas del proceso, Prelude ha dejado de ser un proyecto lejano para avanzar a la proyección de un gigante y tener ya un centro con un equipo de sanitarios muy fiable formado, entre otros por Zsolt Peter Nagy, el inventor de la vitrificación; y Daniel Shapiro, que será el responsable del centro. Algo muy importante es el análisis genético porque así se evitan patologías congénitas y, por tanto, abortos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine