Un sistema de desalación diseñado en las Islas abastece a pueblos rurales africanos

Durante sus diez años de funcionamiento se han producido más de 20 millones de litros

17.10.2016 | 11:28

Tecnología hecha en Canarias permite abastecer de agua potable a varios núcleos rurales aislados en África. El sistema de desalación Dessol, diseñado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y alimentado exclusivamente con energía solar, ha suministrado de agua potable de forma ininterrumpida desde su instalación en 2006 a la población de Ksar Guilène en Túnez, con más de 20 millones de litros de agua producidos

Se cumplen más de diez años de funcionamiento continuado de la desaladora accionada exclusivamente con energía solar fotovoltaica en el pueblo tunecino de Ksar Ghilène, un proyecto de cooperación entre España y Túnez, con la colaboración de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias a través de la Dirección General de Relaciones con África y del ITC.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) es agente financiador del proyecto y como socios locales del país africano están la Agencia Nacional de la Energía de Túnez y el Comisariado Regional de Desarrollo Agrícola de Kébili (CRDA).

La instalación, diseñada y ejecutada por el ITC entre octubre de 2004 y junio de 2006, se ha convertido en un referente internacional al ser la planta de desalación autónoma más longeva de África y que tiene como único suministro energético el de una central solar fotovoltaica aislada de la red eléctrica.

Durante estos más de diez años de operación ininterrumpida se han producido más de 20 millones de litros de agua potable que han abastecido las necesidades de una población de 300 habitantes que, por su situación geográfica-en pleno desierto del Sahara (región de Kébili)- no disponía de red eléctrica y debía recurrir a transportar el agua en camiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine