Crisis sísmica en la Isla

El Involcan rebate al IGN y señala que el enjambre de seísmos fue volcánico

El Instituto Volcanológico de Canarias asegura en un informe que el número de seísmos pudo ser superior a 400, no 97 como registra el Instituto Geográfico Nacional

05.10.2016 | 12:50
Gráfico elaborado por el Instituto Geográfico Nacional que muestra la elevada e inusual actividad volcánica registrada en la Isla en el mes de septiembre de 2016.

El enjambre de 97 seísmos de baja magnitud registrado el pasado domingo en las faldas del Teide no fue de origen tectónico, sino volcánico. Esto por lo menos asegura un informe emitido ayer por el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), uno de los grupos científicos (conformado por el ITER, la Universidad de La Laguna y otras instituciones científicas) que participan en la vigilancia volcánica de Tenerife. Este documento rebate la tesis del Instituto Geográfico Nacional (IGN), institución que dirige este control en Canarias, y que aseguró en un comunicado el pasado lunes que el conjunto de pequeños terremotos era tectónico, no volcánico.

El informe está realizado por el italiano Luca D'Auria, jefe de la Unidad Funcional de Sismología Volcánica del Instituto Volcanológico de Canarias, un experto en sismicidad volcánica que fue responsable de la sala de control del observatorio del volcán Vesubio, en Nápoles. "Las características espectrales y las distribuciones entre eventos y de magnitud reflejan claramente que los eventos del enjambre del 2 de octubre de 2016 [el pasado domingo] se pueden clasificar razonablemente como eventos sismo-volcánicos de largo período", explica el documento.

Luca D'Auria no sólo discute la raíz del enjambre dada por el IGN, sino también los datos ofrecidos por este último Instituto en su página web: "El número estimado de eventos sísmicos reportados en el catálogo sísmico nacional [del IGN] pudiera estar subestimado. Un cálculo aproximado basado en los espectrogramas refleja que el número de eventos sísmicos pudiera haber sido superior a 400 eventos".

En la página web del IGN aparecen exactamente 97 pequeños movimientos sísmicos, ninguno sentido por la población. Se produjeron entre las 7:18 horas del domingo y las 17:58 horas del mismo día, con epicentros principalmente en los municipios de Adeje, Guía de Isora y Vilaflor. El primero fue el de mayor magnitud, 1,6 grados en la escala Richter y tuvieron una profundidad tan dispar -de 40 kilómetros el más profundo a 2 kilómetros el menos-, que también es discutida por el Involcan. "Las profundidades de los eventos sísmicos debieran ser revisadas, dado que podrían ser significativamente más superficiales que los reportados por el IGN", asegura D'Auria en sus conclusiones.

El Involcan argumenta, asimismo, que la red de vigilancia del IGN es "escasa". Lo hace cuando hace estas apreciaciones técnicas. "La distribución hipocentral (distribución de los focos o profundidades de los eventos sísmicos) es probable que sea un artefacto debido a la geometría de la escasa red sísmica del IGN y a la pequeña amplitud de los eventos para evaluar este tipo de procesos. Los eventos sísmicos se encuentran probablemente mucho más agrupados en un pequeño volumen".

El experto en sismicidad volcánica añade que hay datos compatibles con un tremor, que es un tipo de seísmo volcánico producido por movimientos de magma bajo los volcanes: "Los espectros muestran similitudes con los de los eventos de largo período y tremor observado en Tenerife durante la crisis sismovolcánico de 2004. Además comparten características observadas en otros volcanes activos del mundo".

"Una vez más, debemos insistir en la ausencia de una secuencia de acción-reacción para este tipo de fenómenos, así como la necesidad de no caer en alarmas infundadas. La aparición de estos fenómenos puede ser tan abrupta como su desaparición, sin que por ello se produzca una actividad de cualquier otro tipo. El Involcan seguirá realizando las investigaciones pertinentes para su posterior comunicación en función de las señales que vaya registrando", concluye el informe del Instituto canario.

Los responsables del Involcan, con Nemesio Pérez a la cabeza, y el IGN explicarán hoy sus conclusiones, que no coinciden en la raíz del enjambre sísmico, algo muy significativo pues es la clave para comprender este episodio y adoptar las medidas oportunas. La reunión fue convocada por el Gobierno de Canarias en el marco del Plan de Emergencia por Riesgo Volcánico en Canarias (Pevolca) a raíz de los 97 terremotos del domingo. Este Plan es el que aglutina todo el protocolo, incluidas las medidas de prevención y emergencia, en caso de que se observen datos anómalos, como es este el caso. Hay que tener en cuenta que mientras la media de seísmos mensuales en Canarias rara vez pasa de los 20 eventos, la mayoría de baja magnitud como los del enjambre del Teide, solo el pasado domingo se produjeron 97.

El Involcan canario había asegurado que no participaría en más reuniones del Pevolca mientras el IGN nacional siguiera ocultando datos de la sismicidad de Canarias, sobre todo de microseísmos, en sus informes oficiales. Pero el hecho de que el pasado domingo incluyera en su página web estos 97 movimientos ha sido interpretado por los responsables del Involcan como un aparente cambio de actitud hacia una mayor transparencia. Cuantos más datos, más base para determinar los procesos.

El IGN y el Involcan son las dos máximas autoridades científicas relacionadas con la vigilancia volcánica en Canarias y las que facilitan las conclusiones con las que las administraciones adoptan sus decisiones, especialmente a nivel de protección civil. Sin embargo, según las normativas vigentes, el Instituto Geográfico Nacional lleva la dirección del control, aún siendo el Archipiélago el único punto con actividad volcánica del país, mientras el Involcan canario mantiene la labor de detección de datos y realización de análisis de los mismos en sus correspondientes informes.

Sin embargo, el domingo, el día del enjambre, fue el Involcan el primero que dio información a los tinerfeños. Concretamente, emitió un comunicado a través de su perfil de Facebook a las 20:38 horas: "Desde este mediodía [el domingo para el lector] se está registrando un importante repunte sísmico en la isla de Tenerife. En principio, estos sismos son de muy baja magnitud, concordantes con aquellos que se producen en volcanes activos. El número de sismos es provisional a la espera del análisis de las señales con más detenimiento, pero ya podemos calificar esta actividad como un enjambre sísmico cuyo patrón es una alineación con dirección predominante NE-SW. El equipo de Involcan está siguiendo de forma permanente dicha actividad, y está organizando dos equipos de trabajo que se desplazarán a la zona en las próximas horas".

El IGN emitió su comunicado al día siguiente, el lunes. Asegura que el centenar de pequeños seísmos que se registraron este domingo en Tenerife en apenas doce horas presentan características que sugieren que no están asociados actividad volcánica alguna, sino que tienen un origen tectónico". Ayer, el Involcan, en su tercer pronunciamiento desde el enjambre, rebatía esta conclusión asegurando que es claramente compatible con una actividad volcánica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine