IGN: "Los microseísmos son volcánicos, pero estamos lejos de una reactivación"

La directora del Instituto explica que simplemente son la manifestación de un sistema activo

06.10.2016 | 03:20
Reunión de los comités científico y de dirección del Plan de Evaluación y Seguimiento de Fenómenos Volcánicos (Pevolca) del Gobierno de Canarias

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, ha afirmado que aunque los microseísmos registrados en Tenerife el domingo son de origen volcánico, "estamos lejos de una reactivación volcánica" y simplemente son la manifestación de un sistema activo.

María José Blanco hizo estas consideraciones en la rueda de prensa posterior a la reunión de los comités científico y de dirección del Plan de Evaluación y Seguimiento de Fenómenos Volcánicos (Pevolca) del Gobierno de Canarias, en la que se analizaron los datos referentes a la actividad sísmica registrada al oeste de Tenerife, con al menos 96 movimientos de baja intensidad.

Al respecto, la viceconsejera de Medio Ambiente, Seguridad y Emergencias del Gobierno regional, Blanca Pérez, subrayó que la situación es de normalidad dentro de una "anomalía" como la que se deriva de vivir en unas islas con vulcanismo activo, y explicó que del análisis de los datos obtenidos por los instrumentos de vigilancia no se deduce riesgo alguno para la protección.

"Hay una red de vigilancia sísmica que funciona las 24 horas", detalló la viceconsejera, quien insistió en su llamamiento a la calma porque no hay peligro para la seguridad de las personas.

María José Blanco precisó que tres estaciones de la red sísmica del IGN detectaron entre las 02:30 y las 19:00 horas del domingo una actividad sísmica anómala con entre tres y cuatro eventos por minuto de muy baja magnitud.

Se han localizado 96 eventos a una profundidad de entre 3 y 10 kilómetros en la comarca que se extiende desde Guía de Isora a Vilaflor y Santiago del Teide, y el IGN ha colocado una estación en el segundo municipio citado por si se repitiese esta "reactivación", añadió Blanco, quien puntualizó que de los datos de GPS no se infiere que se haya producido una deformación en el terreno.

En cuanto a que el Involcan ha cifrado en unos 400 el número de microseísmos, la directora del IGN señaló que al principio y al final de un fenómeno de este tipo se produce "un empastamiento" de eventos sísmicos que hacen imposible el conteo, por lo que de todos los producidos se ha podido localizar a 96 exclusivamente.

El IGN procederá posteriormente a desarrollar un cálculo más refinado, así como a una relocalización, para tener una cifra más adecuada, y detalló su directora en Canarias que la energía involucrada en este proceso es extremadamente pequeña, de manera que si hubiese sucedido hace años, sin la instrumentación disponible actualmente, hubiera pasado desapercibida.

"Tenemos que acostumbrarnos a que esto va a ocurrir con cierta frecuencia y para eso el sistema está engranado y engrasado adecuadamente para que tecnología, ciencia y protección civil vayan de la mano y redunden en beneficio de la sociedad", agregó.

La directora del IGN en Canarias precisó que nunca se ha registrado que este tipo de fenómenos se prolongase durante horas aunque en alguna de las estaciones de vigilancia sí se han registrado anteriormente picos de intensificación de la actividad sísmica muy similares.

Todas las islas son activas volcánicamente y en el caso del complejo Teide-Pico Viejo hay un sistema hidrotermal que puede sufrir reactivaciones puntuales "y ésta en concreto es una de ellas".

En cuanto a qué responde este aumento de actividad "no podría contestar" pero, añadió la experta, sí hay una componente hidrotermal "clara" como así han recogido todos los miembros del comité científico.

Recordó que el IGN tiene seis estaciones operativas en Tenerife, excepto la de Bajamar que sufrió una inundación y que previsiblemente volverá a funcionar el próximo mes; y cuenta con otras 9 en El Hierro, 4 en Fuerteventura, dos en La Palma y otras dos en Gran Canaria, y una en las islas de Lanzarote y La Gomera, respectivamente.

La intención del IGN es que la estación situada provisionalmente en Vilaflor por si continúa la actividad sísmica anómala continúe de forma permanente, aunque quizás no en el mismo emplazamiento, y añadir otra nueva en el norte de Tenerife.

La viceconsejera de Medio Ambiente, Seguridad y Emergencias, Blanca Pérez, indicó además que antes de fin de año se convocará de nuevo a los científicos integrados en el comité para elaborar un reglamento de funcionamiento y sostuvo que los asistentes a la reunión de este jueves coincidieron en el diagnóstico y no hubo "fricción".

Siempre que se detectan señales puede que alguien lo interprete de una manera y otro de otra, pero lo importante es que haya una comunicación rápida, pues la gente puede pensar de forma distinta pero las instituciones no, destacó la viceconsejera.

María José Blanco también señaló que el IGN va a tomar medidas respecto a la comunicación de estos fenómenos para facilitar que cuando se produzca una actividad sísmica se disponga de una información muy simple en la página en internet del instituto con el objetivo de "acallar la rumorología" que estos incidentes provocan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine