La Eurocámara respalda el veto a la promoción de productos para torturar

04.10.2016 | 23:27

La Eurocámara respaldó ayer la propuesta de la Comisión Europea (CE) para fortalecer la legislación europea antitortura mediante la inclusión de un veto a la promoción de las exportaciones de productos que puedan servir para torturar o ejecutar. "La erradicación de la pena de muerte y la tortura es un objetivo importante para la Unión Europea (UE), para ello es esencial tener una legislación creíble que no contribuya a estas prácticas", afirmó la ponente del texto, Marietje Shaake, aprobado por 612 votos a favor, 11 en contra y 54 abstenciones.

Shaake calificó la comercialización de estos bienes como "mercado de la vergüenza" y respaldó que se introduzca un "procedimiento de urgencia" que permita la actualización de la lista de artículos y "un control y prohibición de nuevos productos". "La UE es el mayor bloque comercial del mundo, por lo que nuestras leyes de exportación deben tienen efecto en todos los flujos comerciales", afirmó.

La actualización de esta legislación de 2005 supondrá la prohibición de comercializar en la UE determinados productos -incluidos medicamentos- utilizados para aplicar la pena de muerte en terceros países, sanciones a su promoción o publicidad tanto en medios tradicionales como en internet y un procedimiento para actualizar la lista de productos.

Lista actualizada

La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, destacó que "la tecnología cambia y por eso es esencial que la lista de control se actualice". "Queremos dificultar las cosas a países como Irán , China o Estados Unidos y decir que no toleramos estas prácticas, (...) no podemos permitir que estos productos circulen por nuestros puertos o nuestro territorio", afirmó. Y añadió que "la política comercial no se refiere solo a la economía o la inversión sino que es una forma de transmitir valores".

Desde el PP, Santiago Fisas dijo que "este acuerdo es un paso muy importante en la lucha contra la tortura en el mundo y sentará un precedente que puede servir de ejemplo a otras partes del mundo". "Hemos conseguido encontrar un equilibrio que permite la comercialización de productos que, bien aplicados pueden servir para salvar vidas o garantizar nuestra seguridad, pero a la vez controlar su mala aplicación, ya que de estos mismos productos se puede hacer un mal uso e infringir tortura o pena de muerte", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine