Indemnización para las familias

El tribulan ve culpables a otros seis acusados y absuelve a ocho, entre ellos los médicos

28.09.2016 | 02:40

Las familias de las cinco jóvenes -Belén, Cristina, Katia, Belén y María Teresa- fallecidas en la fiesta que se celebró el 1 de noviembre de 2012 en el pabellón municipal Madrid Arena percibirán cada una en torno a 350.000 euros de indemnización.

Así consta en la sentencia, en la que los magistrados de la Sección Séptima consideran que los mayores perjudicados por lo sucedido son s los padres de las jóvenes que han tenido que vivir cómo sus hijas, de entre 17 y 20 años van a un evento musical y no vuelven porque pierden la vida en el mismo.

Como consecuencia, para los padres de las víctimas los magistrados cifran 250.000 euros, que en el caso del padre de Katia Esteban percibe íntegramente él puesto que es viudo lo que conlleva que tiene que soportar en soledad el dolor por la muerte de su hija.

Una excepción es la de los padres de Rocío Oña, ya que era la única hija de ambos y deben percibir una cantidad superior por la pérdida de su única descendiente y se les fija una indemnización de 300.000 euros, 150.000 para cada uno de ellos.

En cuanto a los hermanos de las fallecidas el Tribunal entiende que tras lo sucedido resultan perjudicados por la muerte de su hermana en las circunstancias expresadas y que, en consecuencia, deben ser indemnizados por ello con independencia de que sean o no mayores de edad.

En relación con los asistentes al evento el Tribunal considera que deben ser indemnizados todos aquéllos que sufrieron lesiones durante el mismo y que por lo tanto resultaron perjudicados por los delitos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine