Salud

Un hijo con tres padres

El pequeño tiene cinco meses y se le aplicó una técnica para librarlo de una enfermedad hereditaria de su madre

28.09.2016 | 04:24
Un hijo con tres padres

El New Hope Fertility Center de Nueva York (Estados Unidos) informó ayer del nacimiento del primer bebé del mundo mediante una técnica conocida como transferencia pronuclear que permitió la gestación con material genético de tres progenitores con el objetivo de evitar que naciera con síndrome de Leigh, una enfermedad hereditaria que afecta al sistema nervioso en desarrollo y cuyos genes portaba su madre biológica.

Abrahim Hassan tiene sólo cinco meses y todavía no es consciente, pero cuando sea más mayor podrá presumir de ser el primer bebé del mundo engendrado mediante una técnica de reproducción asistida que emplea ADN de tres padres diferentes. Un procedimiento que, al fin, se ha hecho realidad, tal y como reveló ayer la revista de divulgación científica británica New Scientist. La publicación señala que el bebé es fruto una técnica que se sirve del ADN del padre, de la madre y de una donante o 'segunda madre'.

El nacimiento ha sido posible gracias a una ténica de transferencia nuclear. Para realizarla, se extrajo el núcleo del óvulo de la madre, se añadió el óvulo de una donante (del que se extrajo el núcleo) y esperama del padre. Esta técnica permite a progenitores con mutaciones genéticas raras concebir hijos sanos. Los expertos en embriología han explicado que el nacimiento de Abrahim, cuyos padres jordanos fueron tratados en México por un equipo médico de EEUU, debería impulsar el progreso de estas técnicas por todo el mundo. En este caso, la madre del bebé, Ibtisam Shaban, portaba genes del llamado síndrome de Leigh, un desorden mortal que afecta al sistema nervioso en desarrollo.

Los genes de esa enfermedad se encuentran en el ADN mitocondrial, que proporciona la energía a las células y transporta 37 genes que se transmiten de madres a hijos. Según el artículo de New Scientist, alrededor de un cuarto del ADN mitocondrial que tenía Shaban portaba la mutación que ocasiona la citada enfermedad. A pesar de que la mujer es una persona sana, el síndrome ya había ocasionado la muerte de sus dos primeros bebés. Así que, junto con su esposo, Mahmoud Hassan, solicitó la ayuda del especialista en fertilidad John Zhang y su equipo en el Centro de Fertilización New Hope en Nueva York (EEUU).

Núcleo del óvulo

En teoría existen varias maneras de llevar a cabo esa técnica que combina ADN de tres padres, pero el método, que fue aprobado en febrero en el Reino Unido, implica la fertilización del óvulo de la madre, del de una donante y del esperma del padre. Por esa técnica, antes de que los óvulos fertilizados comiencen a dividirse en embriones se retira cada núcleo y, a continuación, se descarta el de la donante para reemplazarlo por el de la madre. Pero esa técnica no era la apropiada en el caso de Shaban y Hassan. Ambos son musulmanes y, por motivos religiosos, se oponían a la destrucción de dos embriones.

Por ello, Zhang adoptó un enfoque diferente en su tratamiento. Retiró el núcleo de uno de los óvulos de Shaban y lo insertó en el óvulo de la donante, del cual había ya sido retirado su propio núcleo.El óvulo resultante con ADN nuclear de Shaban y el ADN mitocondrial de la donante se fertilizó entonces con el esperma del padre. De esa manera se crearon cinco embriones, de los cuales tan solo uno se desarrolló normalmente. De él nació el bebé Ibrahim.

Que el niño porte ADN de tres progenitores no parece, en principio, que vaya a suponer ningún problema para él. El óvulo sería algo así como un globo lleno de agua con una canica dentro. La canica representaría al núcleo y en él estaría la herencia genética. En el agua, que reprensetaría al citoplasma, están las mitocondrias.

En el citoplasma hay ADN y ARN mitocondrial, pero no herencia genética. "Es un ADN que también se hereda, pero que no tienen las características propias del padre o de la madre", explica Marcelo Palacios, fundador y presidente de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI). Lo que quiere decir que el niño no 'saldrá' a la donante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine