La Opinión de Tenerife

El cierre anticipado del presupuesto tendrá poca incidencia en Educación

Soledad Monzón, que recuerda que las cuentas están marcadas por Madrid, considera que su departamento tiene partidas esenciales

23.09.2016 | 03:20

La consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón, cree que el cierre presupuestario realizado por el Gobierno de Canarias tendrá poca incidencia en su departamento, según aseguró ayer en comparecencia parlamentaria para hablar del inicio y programación del curso académico.

Un inicio de curso que se ha producido con normalidad, en palabras de la consejera, quien felicitó por ello a toda la comunidad educativa, si bien reconoció que ha habido algunos problemas pero que están en fase de solución.

La consejera compareció a petición del grupo Popular y señaló que el cierre presupuestario que se ha hecho en Canarias está condicionado por el llevado a cabo con anterioridad por el Gobierno español, y opinó que tendrá poca incidencia porque las partidas esenciales de su departamento son servicios básicos.

Además, dijo Soledad Monzón, con la ley de crédito extraordinario aprobada la semana pasada por el Parlamento de Canarias se cubrirán las necesidades que hasta final de año surjan en la Consejería de Educación y Universidades.

Comentó de la misma forma que el cierre del presupuesto del Estado puede afectar a la contratación de auxiliares de conversación y a parte de la ayuda para libros de texto, ya que parte del dinero de esos programas proceden del Gobierno central.

Soledad Monzón recordó que el curso escolar en centros públicos y concertados de Canarias ha comenzado con menos alumnos que el anterior, de forma que entre los niveles de Infantil y Bachillerato y Formación Profesional baja la cifra en 3.062, para situarse en 308.161.

Como novedades del actual curso se refirió a la ampliación del programa de gratuidad de libros de texto, en el que se prevé una inversión de 24 millones de euros en tres años y que este año afectará a todas las etapas de enseñanza y a familias que no pagan servicio de comedor debido a su bajo nivel de renta.

Esto supone que el número de alumnos afectados pase de 24.000 a 42.000, indicó la consejera, quien destacó que se avanza en la retirada del libro de texto en papel en beneficio del digital y también habló como línea estratégica del impulso al plan de lenguas extranjeras.

Monzón también se refirió a la aplicación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y dijo que sorprendió que en julio pasado el Gobierno español aprobase el decreto para que en cuarto de Secundaria y Bachillerato se realicen reválidas, por lo que doce comunidades autónomas han presentado un recurso. "No estamos en contra" de que haya reválidas siempre que sirvan para evaluar, pero no que se hagan como se plantea en la Lomce, explicó la consejera.

En cuanto a la reválida que sustituirá a la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), aseguró que su departamento trabaja con las dos universidades públicas de las islas para que sea similar.

La diputada del grupo Popular Águeda Montelongo reconoció que durante el primer año de Soledad Monzón al frente de Educación este departamento ha dado más satisfacciones que disgustos. Asimismo, abogó por apostar por los contenidos canarios en los centros escolares de las Islas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine