La Opinión de Tenerife

Las reválidas que vienen

La completa implantación de la Lomce trae en el recién estrenado curso 2016/2017 las evaluaciones finales para los alumnos de Educación Secundaria y Bachillerato

10.09.2016 | 03:23
Las reválidas que vienen
Las reválidas que vienen

El nuevo curso escolar viene marcado por la implantación total de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza (Lomce), impulsada por el PP, y cuyos efectos más inmediatos son las reválidas en junio próximo para los alumnos de ESO y Bachillerato. Estas evaluaciones externas no tendrán efectos académicos, pero su nota servirá para acceder a la universidad. En el Archipiélago, las pruebas que prevé la Lomce para los alumnos de 4º de la ESO y Bachillerato han sido recurridas por el Gobierno canario ante el Tribunal Supremo, exigiendo la nulidad del decreto 310/2016, de 29 de julio.

El curso que han comenzado entre el pasado jueves y ayer viernes unos 308.161 escolares en Canarias, 3.062 menos que el pasado año, tiene en el horizonte la completa implantación de la Lomce. Una normativa impulsada por el Gobierno del PP con un decreto publicado el 29 de agosto, con un Ejecutivo en funciones, que no satisface a la comunidad educativa ni tampoco es de la simpatía del conjunto del Estado. Aunque no será hasta junio de 2018 cuando se exigirá aprobar las llamadas reválidas o evaluaciones externas, lo que sí está en la hoja de ruta del nuevo curso es que habrán de pasar por ellas los alumnos que concluyan la Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, los niveles de 4º y 2º respectivamente.

La incertidumbre manda en la vuelta a las aulas con un gobierno en funciones y las voces críticas en contra de la aplicación de la Lomce, tal como ocurre en Canarias. En el Archipiélago está por ver cómo encaja este segundo tiro de la Lomce tras la decisión del Gobierno regional, a propuesta de la consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón, de recurrir ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo el Real Decreto 310/2016, de 29 de julio, que establece las citadas pruebas de las evaluaciones finales de la ESO y Bachillerato.

Al igual que se hiciera con las reválidas de 3º y 6º de Primaria, desde Canarias se entiende que el del Estado ha incurrido en nulidad radical o de pleno derecho en dicha norma, a la vez que se crea una situación de indefensión al haberse obviado cualquier negociación previa, así como la conveniencia de su aplicación, generando indefensión a la Comunidad Autónoma por la omisión clara, manifiesta y ostensible del trámite de consulta previa.

Frente a la justificación expresada por los representantes estatales de que sí se consultó a las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial del pasado mes de mayo, el Gobierno de Canarias considera que ese no es el cauce legal previsto en la tramitación de la normativa y que no hubo una información previa del documento para poder presentar las correspondientes alegaciones. Además, el Gobierno de Canarias recuerda que lo que sí quedó de manifiesto en aquella ocasión fue el categórico rechazo de doce de las diecisiete comunidades autónomas a estas evaluaciones finales.

El recurso recogerá también que el Consejo de Ministros se ha extralimitado, al aprobar un Real Decreto de carácter reglamentario mientras está en funciones. Respecto al gobierno en funciones, la normativa señala que limitará su gestión al despacho ordinario de los asuntos públicos, absteniéndose de adoptar, salvo casos de urgencia debidamente acreditados o por razones de interés general cuya acreditación expresa así lo justifique, cualesquiera otras medidas.

Sin embargo, las razones de urgencia esgrimidas en el Preámbulo del Real Decreto como fundamento para su aprobación carecen de sustantividad, según el análisis del Gobierno de Canarias, que considera la decisión de regular las evaluaciones finales de Secundaria y Bachillerato más como una decisión política que como una necesidad perentoria de desarrollo de una norma básica. Por lo tanto, el Gobierno estatal en funciones no está legitimado para adoptar esa decisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine