06 de septiembre de 2016
06.09.2016
Educación

Canarias recurre en el Supremo las reválidas de Secundaria y Bachillerato

El Gobierno Autónomo alega que el Consejo de Ministros "se ha extralimitado al aprobar un Real Decreto de carácter reglamentario mientras está en funciones"

05.09.2016 | 23:37

El Gobierno de Canarias aprobó ayer solicitar al Tribunal Supremo que anule el Real Decreto 310/2016, de 29 de julio, que regula las condiciones de las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato, las pruebas conocidas como "reválidas". El Gobierno canario ya había impugnado las evaluaciones finales de tercero y sexto de Primaria, con un argumento que ahora reitera: que han generado "indefensión a la comunidad autónoma por la omisión clara, manifiesta y ostensible del trámite de consulta previa".

"Frente a la justificación expresada por los representantes estatales de que sí se consultó a las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial del pasado mes de mayo, el Gobierno de Canarias considera que ese no es el cauce legal previsto en la tramitación de la normativa y que no hubo una información previa del documento para poder presentar las correspondientes alegaciones", argumenta el Ejecutivo canario, en un comunicado. El Gobierno de Fernando Clavijo subraya además que en esa Conferencia Sectorial "lo que sí quedó de manifiesto fue el categórico rechazo de 12 de las 17 comunidades autónomas a estas evaluaciones finales".

En el recurso que presentará ante el Tribunal Supremo, el Ejecutivo canario también alega que el Consejo de Ministros "se ha extralimitado al aprobar un Real Decreto de carácter reglamentario mientras está en funciones". Desde su punto de vista, "las razones de urgencia esgrimidas en el preámbulo del Real Decreto como fundamento para su aprobación carecen de sustantividad". En este sentido, el Gobierno de Canarias considera que la decisión de regular las evaluaciones finales de Secundaria y Bachillerato es "más una decisión política que una necesidad perentoria de desarrollo de una norma básica".

Por su parte, el ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró ayer que los alumnos de cuarto de ESO y segundo de Bachillerato harán ya a final de este curso las evaluaciones finales de etapa previstas por la Lomce, aunque sin efectos académicos, excepto para acceder a la Universidad; y se comprometió a reunirse "a partir de ahora" con la comunidad educativa "para seguir escuchándoles, saber qué podemos hacer y mejorar la calidad del sistema educativo". El titular de Educación lanzó un mensaje de "tranquilidad, seguridad y certeza".

Al respecto, el PSOE instó ayer al ministro de Educación en funciones, a demostrar su "disposición al diálogo" suspendiendo el decreto sobre las reválidas de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato y convocando una Conferencia Sectorial con las comunidades.

"Los socialistas somos muy conscientes del grave e irreparable perjuicio que para los alumnos de ESO y especialmente para los de Bachillerato están causando los reales decretos de reválidas", ha destacado en un comunicado el secretario de Educación del PSOE, José Miguel Pérez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine