03 de septiembre de 2016
03.09.2016

La zona de contagio de la fiebre hemorrágica deberá ser analizada

Una experta alerta de la posibilidad de que los animales del entorno estén infectados. La enfermera afectada se encuentra estable

02.09.2016 | 22:57

La jefa de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d'Hebron, Magda Campins, alertó ayer de que deberían analizarse los animales de la zona en la que se contagió la persona fallecida por fiebre hemorrágica de Crimea-Congo para saber si están o no infestados de garrapatas.

La doctora Campins consideró que si existen muchos animales portadores de los parásitos que transmiten la enfermedad, especialmente garrapatas, deberían tomarse precauciones, sobre todo de cara a las personas que están más en contacto con los animales. Aparte de este control, la experta indicó que el riesgo de contagio es "bajo" en el resto de ciudadanos, a menos de que se esté en contacto con la sangre o las secreciones de las personas afectadas, sobre todo en la fase más avanzada de la enfermedad.

La Comunidad de Madrid confirmó el jueves los dos primeros casos de fiebre hemorrágica Crimea-Congo detectados en España y en Europa Occidental. Un hombre murió el 25 de agosto por esta causa y la enfermera que lo atendió está actualmente ingresada y aislada.

Esta enfermedad se produce por un virus que se transmite por la picadura de garrapatas. La comisión de alerta y emergencias (CCAES) del Ministerio de Sanidad ya ha notificado a las comunidades autónomas el caso de la persona fallecida por la fiebre hemorrágica, el de la enfermera que ha resultado contagiada y el seguimiento que realiza a casi 200 personas más.

La enfermera contagiada se encuentra "estable dentro de la gravedad", está consciente y colabora con los profesionales que la atienden, mientras que las cerca de doscientas personas que están siendo vigiladas por Sanidad se mantienen asintomáticas.

La sanitaria, de la que se desconoce su identidad, permanece ingresada en la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Hospital La Paz-Carlos III desde la noche del miércoles y, tal y como ha informado la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, no presenta "grandes cambios" en su analítica.

Mientras, el secretario de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña, Joan Guix, explicó ayer que los servicios epidemiológicos están haciendo seguimiento por precaución a dos técnicos de un laboratorio clínico del área metropolitana de Barcelona que manipularon muestras procedentes del Hospital Infanta Leonor de Madrid del paciente fallecido por el virus de fiebre hemorrágica Crimea-Congo.

España alberga dos de las cerca de 190 variedades de garrapatas que existen en el mundo y sus picaduras constituyen un "hecho habitual", sobre todo en entornos rurales, explicó ayer José Luis Martínez, vocal de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental. Las especies instaladas en nuestro país son de las denominadas "blandas" por su tipo de caparazón, mientras que la que provocó el contagio de fiebre hemorrágica "no es autóctona y pudo llegar aquí gracias a aves migratorias o roedores", opina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine