30 de agosto de 2016
30.08.2016

El calor regresa al Archipiélago con temperaturas máximas de 37 grados

Meteorología amplía a naranja el aviso en Gran Canaria y extiende al resto de Islas el nivel amarillo. Hoy está previsto que desciendan los termómetros a 34

30.08.2016 | 02:02
El calor regresa al Archipiélago con temperaturas máximas de 37 grados

El calor ha regresado al Archipiélago y lo ha hecho a lo grande. Desde el pasado fin de semana, los termómetros han vuelto a marcar temperaturas elevadas hasta obtener máximas de 37 grados en algunas zonas de Canarias. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) amplió ayer a naranja (lo que se considera un riesgo importante) el aviso amarillo previsto en Gran Canaria por altas temperaturas y extendió además ese aviso amarillo a todas las islas del Archipiélago.

El aviso naranja se prolongó durante la mayor parte del día en Gran Canarias, sobre todo en la mitad sur de la Isla y en el interior. Las temperaturas en costas fueron más suaves, salvo en la costa sureste. Asimismo, en el resto de islas el aviso amarillo trajo registros de hasta 34 grados. Solo en la costa se disfrutó de una temperatura más suave.

Para hoy martes la Aemet reduce el aviso naranja en Gran Canaria a amarillo, nivel que se mantendrá en todo el Archipiélago por temperaturas máximas que volverán a alcanzar los 34 grados. Por la tarde, sobre las 19:00 horas, la sensación de calor se reducirá de forma considerable.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, dado el aumento de las temperaturas, aprovechó para aconsejar a la población el riesgo y los peligros que conlleva la subida del mercurio, sobre todo atendiendo a que las personas mayores y los enfermos crónicos deben beber agua al menos cada hora para evitar la deshidratación.

La Dirección General de Salud Pública recordó que una de las medidas fundamentales para prevenir sustos con el calor es beber más agua, independientemente del tipo de actividad que se desarrolle, y no esperar nunca a tener sed para hacerlo.

Asimismo, subrayó que en estos días se producirá un incremento de la temperatura nocturna, lo que puede perturbar el descanso y la recuperación del organismo del calor acumulado durante el día, por lo que se recomienda mantener la correcta ventilación del dormitorio, dejando puertas y ventanas abiertas, generando algo de corriente y emplear ventiladores y equipos de refrigeración.

De la misma manera, recomendó evitar el consumo de bebidas con cafeína, alcohólicas o muy azucaradas así como evitar las comidas copiosas y no consumir alimentos fácilmente contaminables como ensaladillas y mayonesas, entre otros, y optar por una alimentación rica en frutas y verduras.

Para los grupos más vulnerables, los días de mucho calor es mejor quedarse en casa y realizar las gestiones en la calle a primera hora de la mañana o a última horas del día.

Hay que tomar el sol de forma progresiva y con precaución, y refrescar el cuerpo de forma más frecuente y utilizando siempre cremas solares con un factor de protección mínimo de 15 aunque se recomienda no tomar el sol a los menores de tres años.

De la misma forma es importante reducir la actividad física, pero las personas que realicen deportes al aire libre, si el calor es excesivo, deberían realizarlos a horas tempranas o al final del día.

Si a pesar de estas medidas preventivas se dieran síntomas de trastorno por calor y mareos, desde Sanidad recomiendan refrescarse con una esponja o toallas húmedas, tomar un baño si no existen mareos, beber líquidos frescos y solicitar ayuda al médico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine