La Unidad del Dolor postquirúrgico de La Candelaria asiste a 1.250 personas

El área se encarga del tratamiento al paciente tras ser intervenido o en situaciones relacionadas con lesiones traumáticas o quemaduras

27.08.2016 | 03:20
La Unidad del Dolor postquirúrgico de La Candelaria asiste a 1.250 personas

La Unidad de Dolor Agudo Postquirúrgico (UDA) del servicio de Anestesiología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria atiende una media de 1.250 pacientes anualmente. El funcionamiento de esta unidad gira en torno al tratamiento del dolor agudo moderado-severo e incluso incapacitante en ocasiones, que puede sufrir un paciente tras ser intervenido quirúrgicamente o en situaciones relacionadas con lesiones postraumáticas o quemaduras, entre otras.

Para la doctora Elizabeth Carrillo, anestesióloga y coordinadora médica de la UDA del hospital, "el objetivo fundamental es evitar el dolor tras una cirugía, no sólo porque es una vivencia desagradable, sino también porque un buen control del dolor postoperatorio mejora y facilita la recuperación del paciente que ha sido intervenido". Pero además, en algunos casos, incluso permite disminuir complicaciones. Por otro lado, un buen control del dolor tras una intervención quirúrgica, disminuye la probabilidad de que ese dolor se mantenga en el tiempo; es decir, evita que se cronifique y se convierta en un dolor crónico", añade.

La UDA del servicio de Anestesiología está integrada por una enfermera formada en el dolor agudo postoperatorio y un médico anestesiólogo, que porta siempre un 'busca' para estar localizado. La filosofía de esta sección específica considera que el dolor severo es una urgencia que siempre debe tratarse y atenderse, de ahí que ambos profesionales estén siempre al servicio no solo de los pacientes que han sido operados y que pasan a unidades especiales como Reanimación, Despertar, UVI, y hospitalización, y que también lo están para el resto de especialistas como cirujanos, médicos y enfermeros de hospitalización que las requieran para abordar este tipo de dolor, donde se pautan y evalúan los tratamientos analgésicos adecuados para cada paciente y en cada intervención.

El punto de partida y razón de ser de esta unidad específica es el área quirúrgica, donde cada uno de los especialistas realiza las técnicas e inserción de catéteres, para continuar posteriormente en diferentes unidades especiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine