La detección precoz ayuda a detectar rápido los melanomas intraoculares

10.08.2016 | 03:00

El melanoma no es una patología que afecte únicamente a la piel. Aun siendo poco frecuente ya que su incidencia es inferior al 5% del total de los melanomas, su aparición en la mayoría de los casos es asintomática y si no es tratado a tiempo, las células pueden alcanzar elevadas cotas de malignidad. Por ello, desde el servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria recuerdan la importancia de realizar revisiones oculares de forma periódica a partir de los 50 años para detectar ésta y otras muchas lesiones en la zona.

El melanoma se puede localizar en la parte anterior del ojo y en la parte posterior, siendo el de aparición más frecuente en un 80%.

Su diagnóstico depende de la localización. Los que afectan al iris se descubren de forma precoz por la presencia de una tumoracion hiperpigmentada o lunar que aumenta de tamaño que incluso es capaz de deformar la pupila, provocar glaucoma o catarata sectorial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine