El hambre emocional se incrementa en verano y aparece a cualquier hora

08.08.2016 | 01:50

Con la llegada de las vacaciones muchas personas ven alterados sus hábitos alimentarios favoreciendo la aparición del hambre emocional, esto es, una falsa sensación de apetito "que puede aparecer a cualquier hora del día y que solemos satisfacer con alimentos poco nutritivos y muy calóricos", explicó la psico-nutricionista de tuMédico.es, Andrea Arroyo.

De alguna manera, "las vacaciones es un periodo donde las personas cambian los hábitos de vida y los hábitos alimentarios. Desconectamos del área laboral, lo que conlleva a encontrarnos con otras áreas como familiares o de pareja y, debido otro ritmo diferente, nos resulta mas difícil encontrarnos", subraya.

El comer sin tener ganas está vinculado al estado de ánimo, "lo que puede hacer que sintamos emociones que se ligan a nuestro habito alimentario. A través de estas costumbres, podemos ser capaces de canalizar las emociones, ya sea aburrimiento, alegría o tristeza", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine