Semana Mundial de la Lactancia Materna

Entre la salud y el ahorro

Alimentar al bebé durante al menos sus primeros seis meses de vida con leche de la madre supone reducir el riesgo de padecer procesos infecciosos y enfermedades crónicas

07.08.2016 | 01:06
Dos mujeres dan el pecho a sus bebés durante una concentración para promover la lactancia materna.

Parece que todo el mundo está de acuerdo y existe consenso al afirmar que la lactancia materna solo revierte beneficios. Es algo bueno para el bebé y también lo es para la madre que se anima a darle el pecho. Para algunas mujeres supone un sacrificio pero para otros tiene más elementos positivos que negativos. Lo principal es la salud, porque la madre transfiere defensas al niño que conservará durante toda su vida y que de otra forma son imposibles de conseguir. Además, también hay que tener en cuenta el ahorro de dinero que supone no tener que comprar leche de fórmula desde el nacimiento del bebé que puede estar exclusivamente con el alimento que le proporciona su madre en exclusiva durante sus seis primeros meses de vida.

Los beneficios que supone para la salud y el ahorro económico que significa amamantar durante los dos primeros años de vida es el eje principal de la Semana Mundial de la Lactancia Materna que se celebra estos días (del 1 al 7 de agosto). Esta conmemoración está promovida por la Alianza Mundial Pro Lactancia Materna (WABA) en 170 países de todo el mundo, con el apoyo de Unicef y el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, entre otras organizaciones.

Durante el primer año de vida el bebé multiplica su tamaño y triplica su peso como nunca más lo hará a lo largo de su vida. De la misma forma, sus órganos y sentidos comienzan a madurar lo que exige una ingesta importante de nutrientes. La lactancia es clave según los expertos para que esta alimentación sea completa. Las leches de fórmula, sobre todo las especializadas que se compran en farmacias pero también las que pueden adquirirse en los supermercados, han evolucionado a lo largo de los años de forma considerable. Aunque alimentan al bebé, las defensas que le llegan a través de su madre son insustituibles.

Promover

El servicio de Pediatría del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria (Hunsc) promueve la lactancia materna a través de área de Neonatología. Ofrecen un asesoramiento directo a las madres tras dar a luz para que comiencen a dar el pecho según nazca el bebé. De hecho, en el mismo paritorio, mientras la madre todavía se está recuperando y sostiene durante los primeros minutos de vida al bebé, la ayudan a colocarlo para que se acerque a su pecho. El contacto en este primer encuentro nada más dar a luz es fundamental para ambos.

Paloma González, médico adjunta de Pediatría del Hunsc, aseguró que el porcentaje de madres que al darles el alta se encuentran ya dando el pecho a sus bebés es "elevado". "En el servicio fomentamos la lactancia materna porque los beneficios son múltiples, no solo para el bebé si no también para la madre", remarcó. Existe un proyecto a nivel estatal en el que varios hospitales de España colaboran para fomentar este hábito y el Hunsc es uno de ellos.

Para la doctora es importante que las madres tengan claro que dar leche materna "reduce muchos procesos infecciosos, como las otitis; además, produce un efecto de mejora del desarrollo, tanto sensorial como cognitivo", detalló. De la misma forma, "protege de enfermedades crónicas como la diabetes tipo dos e incluso la leucemia", añadió la experta. También dejó claro que favorece el vínculo madre-hijo y disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario para la madre. A esto hay que añadir "los beneficios económicos, porque no se gasta dinero en leche de fórmula". "Si se disminuye el riesgo de padecer enfermedades también disminuye el gasto sanitario posterior", concretó González.

Al final se trata de una decisión personal de la madre. De ahí que siempre se pregunte por si desea darle o no el pecho a su bebé. "Las mayorías de las madres quieren dar, pero algunas reciben poco apoyo de su entorno, que en esto es muy importante", matizó la médico adjunta de Pediatría del Hunsc. "Hay muchos grupos de apoyo a la lactancia materna que se ofrecen de forma gratuita; ahí pueden acudir y también, después de recibir el alta del hospital, pueden ir al centro de salud, a su matrón, que les indicará todo lo que quieran o necesiten saber", aseguró. Aunque todavía existe mucho recelo en la calle a la hora de dar el pecho en la vía pública, en un restaurante o mientras se va en guagua, cada vez existen menos estereotipos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine