Los Juegos de Río impulsan la cocina de Brasil entre viajeros y deportistas

05.08.2016 | 04:43

Bebidas como la caipirinha, coxinhas de aperitivo, guisos como la moqueca, picanha para los carnívoros y postres como el quibebe. Tanto si se viaja a Brasil como si las Olimpiadas se ven desde el sillón de casa, la gran cita deportiva es una buena oportunidad para descubrir la gastronomía carioca.

A los gemelos Sergio y Javier Torres, con una estrella Michelin en Dos Cielos (Barcelona) y un proyecto en marcha de abrir en Madrid, les sedujo tanto Brasil que abrieron los restaurantes Eñe en Sao Paulo y Río de Janeiro, de 2007 a 2013, y hasta le dedicaron un libro, Brasiladois. Sergio, además, está casado con una brasileña. Javier destaca platos típicos como la moqueca (con pescado) y la feijoada (con carnes de cerdo y frijoles negros), pero sobre todo su "despensa increíble", que conocieron en profundidad tras convivir un mes en la Amazonía con comunidades indígenas. Los menos aguerridos pueden disfrutarla en el mercado de Belém do Pará (norte), uno de los "más brutales" que ha visitado.

El cocinero, que protagoniza junto con su hermano el programa Torres en la cocina, donde con motivo de los Juegos de Río han enseñado recetas como la del escondidinho (pastel de carne), recuerda que en Dos Cielos siempre hay guiños a un país del que le encantan productos como la mandioquiña, "como una patata, pero muy elegante".

Diego Gallegos, de origen brasileño y corazón andaluz, también tiene influencias de su tierra en Sollo, con una estrella Michelin en Fuengirola (Málaga), en cuyo menú ha incluido su versión con pescado de la feijoada o uno de sus postres actuales, el quibebe, de calabaza hervida con azúcar y helado de leche de cabra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine