La ULL da ayudas a 255 de sus alumnos por un importe de más de 200.000 euros

La convocatoria para estudiantes con especiales dificultades económicas es la más solicitada. Bonos de comedor o becas para guardería, algunos de los programas

31.07.2016 | 05:11
La ULL da ayudas a 255 de sus alumnos por un importe de más de 200.000 euros

Colaboración de entidades y por titulaciones

  • El programa de ayudas asistenciales de la Universidad de La Laguna (ULL) se configura con convocatorias propias del centro educativo pero se complementa gracias a la colaboración de entidades externas al centro, tanto públicas como privadas. Se quedan al margen las becas para estudiantes que convocan tanto el Ministerio de Educación como el Gobierno de Canarias, cuya gestión no corresponde a la institución académica. En cualquier caso, el centro tinerfeño cuenta con convenios con algunas de las entidades bancarias más importantes del Archipiélago y otras fundaciones sociales a través de los que se convocan más ayudas. "La Universidad contacta con este tipo de organismos precisamente para tener la posibilidad de ofrecer más subvenciones", señala el vicerrector de Estudiantes de la ULL, Alfonso García. En ese sentido, de las líneas de ayuda previstas para el presente ejercicio destacan las becas del Club Rotario de La Laguna que ha concedido ayudas a siete estudiantes de la institución, y las Becas de la Fundación Pizarroso para estudiantes de Ciencias de la Salud, con un presupuesto de 42.000 euros y que actualmente se encuentra en fase de trámite. Precisamente, es habitual encontrar entre la línea de ayudas de la ULL convocatorias específicas por estudios, generalmente para titulaciones de postgrado. Entre las más solicitadas están las dirigidas a alumnos para cursar el máster en Astrofísica, aunque también existen para títulos de Ingeniería Informática, Química o Biomedicina y Biotecnología, entre otras. Por último, la Universidad de La Laguna pretende abrir durante los próximos días el plazo para una convocatoria de reciente creación, financiada por la Fundación CajaCanarias y que con 15.000 euros de presupuesto pretende ofrecer ayuda a estudiantes para sufragar gastos de transporte. M. P.

Comedor, guarderías, bolsas de viaje, postgrado,... Son varias las líneas de ayudas previstas por la Universidad de La Laguna (ULL) con la intención de que cubrir en la medida de lo posible las necesidades de sus estudiantes. De las diferentes subvenciones se encarga el Vicerrectorado de Estudiantes, que el presente curso académico ha gestionado un total de 662 peticiones de ayudas, de las que por el momento se han concedido 255.

El gasto propio de la institución, hasta ahora, asciende a algo más de 200.000 euros aunque según explica el vicerrector del área , Alfonso García, se complementan gracias a la colaboración de entidades privadas que o bien colaboran en la financiación de las ayudas o bien convocan sus propias becas.

Alfonso García indica que de todos los programas, el que más solicitudes recibe es el de ayudas a alumnos con especiales dificultades económicas hasta tal punto que incluso defiende que "es necesario aumentar la partida destinada a esta convocatoria". Este tipo de ayudas se dirige a estudiantes de grado o de titulaciones de primer y segundo ciclo que acrediten especiales dificultades económicas para afrontar el coste de sus estudios, debido a circunstancias sobrevenidas que produzcan un desequilibrio de la economía familiar, siempre que no estén ni puedan ser subvencionados con otras ayudas oficiales y que dichas circunstancias repercutan negativamente en su rendimiento académico.

Según puntualiza la convocatoria de estas ayudas en la ULL, se considerarán incluidas en el ámbito de la convocatoria circunstancias como "enfermedad grave de la persona solicitante o de algún miembro de la unidad familiar cuando afecte a quienes generan la renta personal; el fallecimiento, ruina o quiebra económica del miembro o miembros de la unidad familiar que generan los recursos económicos, y problemas familiares graves, sobrevevenidos durante el curso académico por causa de algún acontecimiento que ocasione precariedad económica en la unidad familiar o convivencial, incluyendo situaciones de desempleo".

En este sentido, el pasado curso económico recurrieron a este tipo de ayudas un total de 232 personas, de las que se concedieron finalmente 128, "aunque tenemos otros 20 alumnos en lista de reserva", aclara el vicerrector de Estudiantes quien explica que la financiación de este programa se ejecuta en colaboración con el Cabildo Insular de Tenerife.

A estos alumnos se suman las más de 200 peticiones que se encuentran en trámite de una convocatoria similar financiada a través de la Obra Social de La Caixa y de las que García espera la resolución "en breve".

Atendiendo a las necesidad económica y también entre las más demandadas se encuentra el programa de bonos de comedor, un sistema de ayudas de los más conocidos entre los estudiantes de la institución tinerfeña. En concreto, según datos del Vicerrectorado lagunera el pasado curso académico un total de 46 estudiantes de la ULL recibieron la ayuda de los 86 que solicitaron, aunque está pendiente la segunda fase puesto que la convocatoria es de carácter anual.

Este programa tienen por objeto sufragar parcialmente los gastos de manutención derivados de la estancia del alumnado en los centros universitarios cuando se matricula en enseñanzas de régimen presencial, mediante la emisión de unos bonos de comedor que dan cobertura al menú de almuerzo o cena para los estudiantes que utilicen las cafeterías y comedores universitarios. La cantidad del bono depende la renta familiar del alumno que la solicite.

Precisamente, también la tercera de las ayudas en cifra de solicitudes está directamente relacionada con la escasez de recursos económicos aunque en este caso se trata de becas para el pago de precios públicos para estudios de máster oficial y doctorado. Con una partida de 25.000 euros, este programa benefició el recién concluido curso en la ULL a un total de 37 estudiantes de las 56 solicitudes recibidas en el centro tinerfeño.

Según establece la convocatoria de este programa, en el caso de lo máster se subvenciona hasta el 50% del coste de la matrícula con un importe máximo de 1.000 euros mientras que las tasas del doctorado se sufragan en su totalidad.

En cuanto a estas ayudas, el vicerrector de Estudiantes de la Universidad de La Laguna reconoce que "es el momento de elevar un poco la cuantía de la partida", cuyo presupuesto para el presente ejercicio asciende a 25.000 euros, de los que por el momento se han invertido 16.974 euros.

Enfoque más social

Además, varios de los programas de ayudas asistenciales de la institución tinerfeña tienen un enfoque más social que económico. En ese sentido, destacan las subvenciones para el pago de guardería a hijos del alumnado y las ayudas para esetudiantes con necesidades específicas de apoyo educativo, denominado programa PAED.

Respecto a las primeras, en esta ocasión fueron solicitadas por nueve estudiantes, de las que solo se denegó una. Se trata de una ayuda que pretende ofrecer cobertura económica al alumnado de la ULL respecto de los gastos causados por hijos e hijas con dos modalidades: Por asistencia a una guardería o escuela infantil hasta la fecha de cumplimiento de los tres años y por la utilización del servicio de comedor en el centro donde está escolarizado, entre los tres y los cinco años.

Apoyo educativo

Mientras, PADE tiene por objeto atender a alumnos con discapacidad o que presenten necesidades específicas de apoyo educativo, con el fin de garantizar la igualdad de oportunidades de este alumnado y promover su plena integración en el desarrollo de sus estudios y vida universitaria. Para ello, además de diferentes intervenciones y acciones que competen al gobierno de la institución académica, desde el Vicerrectorado de Estudiantes se establecen ayudas específicas para transporte; intérpretes de lengua de signos; ayudas técnicas personalizadas y ayudas complementarias.

Con un presupuesto total este año de 40.000 euros, a estas subvenciones se han acogido durante la primera fase un total de seis alumnos, todos ellos aceptados por un importe de 15.559 euros. Resta ahora una segunda fase, además de un plazo especial en octubre.

En concreto, la ayuda de transporte tiene por objeto sufragar parcial o totalmente gastos originados por desplazamientos, respecto de alumnado cuya discapacidad afecte a su autonomía para moverse desde el lugar de residencia al centro en que está matriculado y viceversa. La beca para intérpretes de lengua de signos no se entrega al alumnado, sino que se orienta a sufragar los gastos de los servicios que prestan los profesionales.

Además, en función de las disponibilidades financieras y operativas de cada momento la Universidad procurará ofrecer ayudas complementarias de atención personal a través de alumnado colaborador, becario o de voluntariado que con la periodicidad y horarios que se determinen, realizarán tareas que las personas beneficiarias de la ayuda no puedan ejecutar por sí mismas y resulten imprescindibles para su normal desenvolvimiento.

Las convocatorias de ayudas de la institución académica se completan con subvenciones para actividades complementarias de la vida académica. Así, se incluyen ayudas para proyectos de asociacionismo estudiantil, con un presupuesto total de 15.000 euros y que se ha saldado con solo tres ayudas solicitadas; becas para asistencia a eventos de representación estudiantil, con 4.500 previstos y una ayuda concedida; y bolsas de viaje, de las que se han dado 20 con un gasto total de 3.170 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine