Sexualidad

El sexo no es porno-ficción

Dos sexólogos avisan del riesgo de que los jóvenes vean en la pornografía un patrón de actitud o una fuente de información

31.07.2016 | 04:14
El sexo no es porno-ficción

El porno no imita a la vida. Ese es el mensaje que trasladó el sexólogo Iván Rotella en la conferencia que inauguró el curso universitario sobre sexología que se celebra en Avilés Rotella advirtió a los jóvenes sobre el peligro de tomarse el contenido pornográfico al pie de la letra. "Siempre intento explicar a los alumnos que la pornografía es otra forma más de entretenimiento. Si no se creen que Spiderman sea real, tampoco tienen motivo para creerse lo que ven en estas películas. Sigue siendo contenido de ficción", explicaba.

Como otra forma de producción cinematográfica, la pornografía está coreografiada, juega con los planos y las luces, realiza las tomas que sean necesarias hasta conseguir la escena perfecta. Una lectura exacta de estos contenidos puede dar lugar a falsas expectativas que repercuten en la autoestima de los adolescentes. "Recibo a jóvenes en terapia que se sienten poco capacitados por no aguantar los 70 minutos que se puede echar un tío en una porno". Otro de los problemas que preocupan al sexólogo es la situación social de la mujer en la pornografía. "Se creen que a todas las chicas les chifla que les tiren del pelo, que sean las sumisas, que les arranquen la ropa? A muchas chicas les corta el rollo. Y de paso, les falta el respeto", sentenció. Y afirmó que la mayor parte del negocio pornográfico está creado por hombres y para hombres. "Se centra en una visión misógina y objetivada de la mujer. Puede ser muy peligroso si se toma al pie de la letra", lamentó.

Muchos expertos coiciden con Rotella. La sexólogo y psicóloga tinerfeña Juani Mesa opina que el porno "ha hecho mucho daño". "De hecho, los chicos, en todos mis talleres, siempre me preguntan si hacer el amor es como se ve en ese tipo de películas. Jamás las chicas me han hecho esa pregunta". Para Mesa, "se oculta y solo se exhibe la cara más oscura: el abuso, la violación, la pornografía, la pederastia, etc. Sin embargo, sobre todo el sexo es placer, encuentro, alegría, intimidad, respeto, empatía, libertad...".

Rotella apuesta por una formación educativa exhausta desde una edad temprana. "Hay que explicar a los estudiantes que su cuerpo no funciona como se ve en las películas que consumen".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine