El peligro de alimentar palomas

Una parasitóloga asegura que dar de comer a estos pájaros en la calle ayuda a transmitir hongos que producen patologías pulmonares

28.07.2016 | 04:51
El peligro de alimentar palomas

Alimentar a las palomas es perjudicial para la salud. La licenciada en Biología y doctora en Parasitología, Pilar Foronda, aseguró ayer a la agencia Efe que es "realmente peligroso" dar de comer a las palomas en las plazas, debido a que son transmisoras de enfermedades como un hongo que produce patologías pulmonares "importantes". Pilar Foronda indicó que es preciso tener "especial cuidado" con lo niños pequeños, pues tienen el sistema inmune menos desarrollado que los adultos y por ello son más susceptibles de contraer una infección.

Para la doctora "está claro" que lo que hay que hacer es controlar la superpoblación de palomas en las islas, y por ello señaló que hay estrategias de control que llevan a cabo entidades gubernamentales que lo que hacen es "poner medidas evasivas para que las palomas no sientan el atractivo de las ciudades y no aniden" en ellas.

En este sentido, Foronda explicó que en Canarias los casos de zoonosis, que son enfermedades o infecciones en animales que se transmiten a los humanos, se han detectado principalmente en las palomas. Además, determinó que en el Archipiélago los roedores son los animales que más transmiten enfermedades ya que son "reservorios de muchos patógenos" y consideró que este hecho puede deberse a que en Canarias los animales "con los que más tenemos contacto peridoméstico cercano son los roedores".

Pilar Foronda, que participa en Tenerife en el foro Campus África, en el que especialistas de varios países hablan de cuestiones como el diagnóstico de enfermedades tropicales y del desarrollo de vacunas, aseguró que los animales domésticos en las Islas están controlados por veterinarios y tampoco existe una "fauna silvestre tan variada".

"Solo tenemos aves silvestres que tampoco están en contacto directo con nosotros ni suponen un riesgo y también especies de reptiles que pueden tener salmonela, pero tampoco estamos en contacto con ellos" continuó.

La doctora Pilar Foronda pertenece al equipo del Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias (Iuetspc) que, en colaboración con la Universidad de Cabo Verde, estudia la zoonosis en África Occidental como los protozoos intestinales, que son aquellos que producen diarreas y se transmiten a través del agua o alimentos.

Esos patógenos, con amplia presencia en Cabo Verde, pueden producir severas complicaciones sobre todo en niños menores de cinco años.

Foronda resaltó que lo interesante además es que estos patógenos están en "zonas pobladas y eso implica un riesgo de transmisión real y bastante alto, sobre todo si consideramos que las zonas estudiadas son áreas en desarrollo, por lo que no hay unas condiciones sanitarias adecuadas".La doctora añadió que el proyecto está paralizado, pues se acabó la financiación cuando empezó la crisis económica y solo han podido analizar la isla de Santiago, pero concretó que en lo que está centrado el proyecto es en buscar patógenos y enfermedades en Cabo Verde que ya habían encontrado en Canarias, y en concreto las bacterias que producen la lectospirosis transmitidas por roedores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine