El Ejecutivo planea bajar la protección del cuervo para frenar su proliferación

Fuerteventura padece una plaga de la especie que, según el Cabildo y los agricultores, está arrasando las cosechas en el interior de la Isla

28.07.2016 | 02:36
El agricultor Samuel Torres muestra su cosecha de sandías arruinada.

El Gobierno de Canarias pretende reducir el nivel de protección del cuervo para hacer frente a la proliferación de estos animales y los daños que están provocando a agricultores y ganaderos de Fuerteventura, según indicó el Cabildo majorero en un comunicado.

La viceconsejera de Medio Ambiente, Blanca Pérez, informó al presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales (CC), que ha urgido la finalización del estudio de campo realizado por técnicos de la Consejería y que fue acordado durante la última edición de Feria Agrícola, Ganadera y Pesquera (Feaga).

Marcial Morales señaló que "preocupa mucho en el sector primario los daños que producen los cuervos" y denunció que, en estos momentos, "están destrozando cosechas y en unas semanas se teme que se ceben con los baifos (cabritos)". El presidente del Cabildo majorero aseguró que espera el inicio "inmediato" de medidas de control sobre la población del Corvus corax canariensis.

Estas manifestaciones llegan después de que estos días una bandada de unos 50 ejemplares de cuervos indignaran a a agricultores y ganaderos de la zona centro de la Isla. Estas aves arrasan con las cosechas de melones, sandías, tunos, piñas e incluso matan animales. Beben el agua de los corrales y campan a sus anchas sin ningún tipo de control, según los agricultores y ganaderos afectados.

El agricultor Samuel Torres se mostraba esta semana desconsolado al comprobar que la mitad de su producción de melones y sandías, unos 200 kilos, había desaparecido de su finca de Antigua. "Encontré toda la fruta picada, vacían las sandías y melones y tenemos que estar todo el día pendientes porque destrozan todo lo encuentran", explicó este joven profesional.

Según Torres la única forma de espantarlos es "tocar la pita del coche para que se vayan y cada día causan más pérdidas en el sector primario majorero". Un problema que también afecta a los ganaderos que han comprobado que los cuervos se comen la lengua de los baifos y matan animales. "Se beben el agua en los corrales y mueren las crías de cochinos, baifos y corderos" sentencian.

Una situación que ha puesto en jaque al sector primario majorero debido a las cuantiosas pérdidas económicas que provocan los cuervos, una especie protegida en el Archipiélago canario. Los cuervos -añadió Samuel- nos quitan las ganas de plantar porque "todo el trabajo y tiempo se pierde con su paso". La única cosecha que ha logrado salvar es la de papas.

El campesino Domingo Martínez también padece desde hace varios años este problemas en sus gavias de millo en la Laguna de Tesjuate (Puerto del Rosario), donde ha contabilizado hasta 58 ejemplares de cuervos que arruinaron toda su producción de piñas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine