El sofoco vuelve a las Islas, con máximas de 39 grados, aunque remitirá mañana

El Gobierno de Canarias activa la alerta por alto riesgo de incendios forestales y Tenerife y La Palma prohíben hacer fuego en las zonas de monte y áreas recreativas

26.07.2016 | 04:34
El sofoco vuelve a las Islas, con máximas de 39 grados, aunque remitirá mañana

Mejor estar hidratados

  • La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de su Dirección General de Salud Pública, recuerda la importancia de atender a ciertas recomendaciones y medidas de prevención para evitar los posibles efectos negativos para la salud cuando se registran temperaturas extremas como las de estos días, en especial entre los colectivos más vulnerables, como son las personas mayores, los niños y los enfermos crónicos. Una de las medidas fundamentales es beber más agua, independientemente del tipo de actividad que se esté llevando a cabo, y no esperar a estar sediento. En mayores y enfermos crónicos debe hacerse al menos cada hora para evitar la deshidratación. En términos generales, se debe evitar el consumo de bebidas cafeinadas, alcohólicas o muy azucaradas. Además, hay que evitar comidas copiosas y no consumir preparados fácilmente contaminables (ensaladillas, mayonesas, etcétera) y optar por una alimentación rica en frutas y verduras (con la precaución de lavarlas antes del consumo). Para los grupos más vulnerables, los días con mucho calor es mejor quedarse en casa. Para el resto, es importante no exponerse al sol demasiado tiempo o en horarios en que los rayos solares llegan más verticalmente (de 12:00 a 16:00 horas). Hay que tomar el sol de forma progresiva y con precaución. Cuando el calor es excesivo, es fundamental reducir la actividad física, así como el ejercicio al aire libre, y protegerse con sombrero y usar ropa cómoda y holgada si hay que salir de casa. Si a pesar de estas medidas preventivas se dieran síntomas de trastorno por calor, se recomienda refrescarse con una esponja o toallas húmedas, tomar un baño si no se tiene mareos, beber líquidos frescos no alcohólicos y, si los síntomas no remiten, solicitar ayuda al médico lo antes posible. LOT

El sofoco vuelve a Canarias. Al menos hasta mañana cuando las temperaturas comiencen a refrescar, todo lo que el verano permita. Según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), los mercurios podrán marcar en Canarias hasta 39 grados, una máxima que el jefe de Predicción de la Agencia en el Archipiélago, Jesús Agüera, sitúa en el sur de Gran Canaria. En cualquier caso, estarán en aviso amarillo por altas temperaturas casi todas las Islas.

Desde ayer y a lo largo de todo el día de hoy hay riesgo de temperaturas elevadas, "especialmente en las horas centrales del día", según puntualiza Agüera quien concreta que las zonas afectadas por el aviso amarillo son las islas de Fuerteventura y Lanzarote, el sur de Tenerife y Gran Canaria y el noroeste de La Palma. "Se esperan máximas en general de 34 grados centígrados", explica el meteorólogo, quien explica que el domingo en Gran Canaria los termómetros alcanzaron los 37 grados.

En cuanto a localidades concretas, el responsable de Meteorología explica que las máximas esperadas en Santa Cruz de Tenerife oscilan entre los 32 y 33 grados mientras que en las zonas del interior de La Palma los termómetros no superarán los 31 grados.

Esta situación ha provocado que el Gobierno de Canarias declare la alerta por riesgo de incendios forestales que en concreto afecta a la provincia occidental y a Gran Canaria. A raíz de la declaración de la alerta por parte de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Ejecutivo regional, tanto el Cabildo de Tenerife como la corporación insular de La Palma han fijado la prohibición de hacer fuego en los montes.

La medida, que impide hacer fuego en las áreas recreativas, no el uso de éstas áreas, realizar quemas de residuos agrícolas o forestales y hogueras, estará vigente mientras persistan las condiciones meteorológicas y la alerta declarada por el Gobierno de Canarias, afirma en sus correspondientes comunicados los dos cabildos insulares.

Asimismo, quedan prohibidos los trabajos con maquinaria o herramientas, así como la utilización de elementos que puedan generar chispas en espacios agrícolas o forestales, tales como desbrozadoras y equipos de soldadura. Además, se suspenden las exhibiciones pirotécnicas en la zona de riesgo y en zonas cercanas a la vegetación por donde pueda propagarse el fuego. El Cabildo de Tenerife ruega que se evite el tránsito por los senderos y zonas forestales durante los días en los que se mantenga esta situación meteorológica.

Por su parte, el Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma señala que la predicción del Índice de Gran Incendio Forestal indica que el riesgo va a seguir aumentando a lo largo de la semana, siendo máximo el miércoles 27, llegando éste a riesgo muy alto.

A diferencia del inicio de la semana pasada, cuando Canarias registró la primera ola de calor del verano. "Lo normal es que haya picos de temperatura a lo largo de la estación", admite Jesús Agüera, quien puntualiza que en este caso no se puede considerar ola de calor puesto que el episodio apenas durará dos días.

Además, informa de que en esta ocasión "no hay un viento cálido intenso aunque sí habrá rachas fuertes" y aclara que, también a diferencia de la ola de calor registrada la pasada semana, "no habrá calima". En cualquier caso, insiste en que a partir de mañana la situación volverá a ser la habitual para el verano y solo se mantiene activo el aviso amarillo para el sur de Gran Canaria. "Aún así, se registrarán temperaturas máximas de 30 grados, lo normal para el verano", aclara el jefe de Predicción de la Agencia Estatal de Meteorología.

Es más, recuerda que por el momento el Archipiélago no ha padecido temperaturas por encima de los 40 grados, situación que sí se ha registrados en estaciones estivales de años anteriores o que por ejemplo se está sufriendo en otras zonas de España. En concreto, recuerda que durante el episodio de calor de la semana pasada sobre todo el sur de la Península se vio afectado por los mismos vientos cálidos procedentes de norte de África que Canarias.

En este caso, la mitad sur del territorio peninsular se encuentra también en aviso amarillo e incluso hay zonas del interior, especialmente en las dos provincias de Extremadura así como Córdoba, que se enfrentarán a aviso naranja, lo que eleva las temperaturas previstas hasta los 40 grados. En total, la Aemet mantiene el aviso por calor en 29 provincias y se salvan el Mediterráneo y el Norte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine