Una nueva pintura insecticida eliminará los mosquitos que contagian la malaria

Esta innovación, presentada en el foro Campus África, ya ha logrado resultados de entre un 98 y un 100% de mortalidad de los vectores del insecto en el continente

23.07.2016 | 03:17
El doctor Ignacio Gil Torró durante su intervención ayer en CampusÁfrica.

Una pintura podría ser la solución a la malaria, el dengue y otras enfermedades tropicales. Así se explicó ayer en CampusÁfrica tras la exposición del doctor. Ignacio Gil Torró, director de I+D de Ines y Corporation S.L. quien presentó la pintura insecticida con la tecnología Inesfly, "como una herramienta eficaz, segura y con múltiples usos para acabar y controlar la población de los artrópodos-vectores de estas patologías". Una tecnología patentada por la doctora. Pilar Mateo, y está obteniendo satisfactorios resultados: entre el 98 y 100% de mortalidad entre los mosquitos del género anopheles, transmisores de la malaria, según uno de los últimos estudios realizados por la Universidad de Valencia y el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) de Francia.

El elemento diferenciador de esta tecnología aplicada a la pintura insecticida es la microencapsulación: la sintetización de los ingredientes activos insecticidas junto a los polímeros especiales y minerales que "conlleva la obtención de microcápsulas insecticidas que se incorporan a los productos, en nuestro caso, al más popular: la pintura, con una mayor durabilidad (de hasta tres años, en interiores) y una menor toxicidad en comparación a otros productos", explicó el experto.

Una pintura que surgió de la inquietud y solidaridad de la fundadora Pilar Mateo, quien heredó la empresa de su padre en los años 90 del siglo pasado, especialista en pintura y barnices para muebles, y que "acabó convertida en una actividad industrial especializada en pinturas especiales, para diversos usos, siendo ahora mismo los insecticidas su principal ocupación, tras ver la situación crítica de los países con estas problemáticas de salud", describió Gil Torró, añadiendo que "la popularidad de la tecnología Inesfly surgió cuando, desde Bolivia, solicitaron a la doctora pintura para el control de la enfermedad de Chagas y los excelentes resultados que obtuvo", narró.

La residualidad de la tecnología Inesfly en las pinturas insecticidas es otra particularidad señalada por el experto y que afecta al control de las enfermedades tropicales, la durabilidad: "habitualmente, los productos de este tipo tienen presentan eficacia de uno hasta seis meses, pero la de Inesfly es hasta de tres años, gracias, precisamente, a la liberación lenta de los ingredientes a través de la microencapsulación", añadiendo que otro valor frente a otros productos es su modo de acción: "no solo el vector se ve afectado al entrar con contacto con la pared, sino también hemos comprobado que la pintura tiene un efecto aéreo, lo denominamos especial de volumen, y que en algunos estudios se ha recogido muertes de mosquitos situados hasta con un metro de separación", amplió.

Por otra parte, esta nueva herramienta, de tecnología versátil para el control vectorial también aporta otros usos, como el control de fases de desarrollo de los artrópodos: "los insecticidas e IGRs funcionan, además, como mecanismos de acción sobre su ciclo de vida de los vectores, ya que la microencapsulación libera moléculas diseñadas para, por ejemplo, que las hembras pierdan fertilidad y fecundidad o que no se conviertan en adultos viables", concretó el director de Inesfly.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine