Carlos Gaspar, condenado a 24 años de prisión por asesinar a Iris Francés

El juez establece una pena de 20 años por matar a su expareja y 4 más por intentar hacerlo con la madre de ella - El acusado debe pagar 150.000 euros a sus hijos

20.07.2016 | 01:07
El condenado, Carlos Gaspar, durante el juicio celebrado la semana pasada en Tenerife.

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a Carlos Gaspar Hernández a 20 años de prisión por el asesinato de María Iris Francés Luis, cometido el 22 de octubre de 2015 en Santa Cruz de Tenerife, y a otros cuatro años por homicidio en grado de tentativa, si bien ante esta sentencia cabe recurso de apelación.

El fallo recoge también la prohibición de aproximarse a la madre y a la hermana de la fallecida y a sus tres hijos menores, en cualquier lugar donde se encuentren, así como acercarse a su domicilio, a sus lugares de trabajo y a cualquier otro que sea frecuentado por ellos, quedando en suspenso respecto a sus hijos el régimen de visitas, comunicación y estancia, según recoge un comunicado del Instituto Canario de Igualdad (ICI).

Asimismo, la sentencia condena a Gaspar al pago de dos indemnizaciones: una por importe de 150.000 euros a los tres hijos de la fallecida y otra de 75.000 euros a los padres de la víctima. También se le condena a la pérdida de la patria potestad de los tres menores que compartía con su expareja.

Durante el juicio, celebrado la pasada semana en Santa Cruz de Tenerife, la defensa de Carlos Gaspar Hernández se adhirió a la petición de penas realizada por el fiscal, quien solicitó para el acusado una condena de 20 años de prisión por un delito de asesinato; otros tres años más de privación de libertad por un delito de homicidio en grado de tentativa. Además, la Fiscalía solicitó que, una vez cumpliera las penas de cárcel, se dictara una orden de prohibición de acercamiento durante 10 años más al entorno familiar de las víctimas.

Finalmente la sentencia eleva a 24 la pena total. Tras conocerla, la directora del ICI, Marián Franquet, señaló en un comunicado que los asesinatos por violencia machista "no quedan impunes".

Franquet quiso recordar que el Instituto Canario de Igualdad se persona como acusación particular en los casos por violencia de género, cuando cuenta con la autorización de la familia de la víctima, e indicó que las condenas recuerdan a los autores que las agresiones a las mujeres tienen repercusiones penales.

La directora se congratuló de esta sentencia, si bien señaló que los fallos judiciales "no pueden compensar de ninguna manera la perdida de una vida humana, dado que representa un daño extremo para la familia que no se puede reparar jamás".

Además, Franquet trasladó una petición al conjunto de la ciudadanía para que se involucre en la lucha contra la violencia machista para poner fin a esta barbarie, y demanda responsabilidad para denunciar la violencia de género porque "ante este problema, extremadamente grave, nadie puede mirar hacia otro lado".

Los hecho ocurrieron el pasado 22 de octubre en el santacrucero barrio de El Sobradillo, cuando el condenado asesinó a su expareja tras asestarle varias puñaladas e hirió a su madre cuando intentaba defenderla de su agresor. En concreto, según puntualizaron en el juicio los propios forense que practicaron la autopsia a Iris Francés, la mujer presentaba diez heridas muy profundas en tórax, costado y cuello, además de otras laceraciones en manos y antebrazos al interponer sus brazos a las acometidas del cuchillo. "Cinco de esas heridas eran mortales de necesidad", confirmaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine