Entrevista a Conrado Durántez

"Si el deporte se mercantilizara por completo el riesgo sería muy grande"

"El olimpismo es una filosofía de la vida que utiliza el deporte como correa transmisora de sus postulados formativos, pacifistas, democráticos, culturales y ecologistas", asegura el presidente fundador de la Academia Olímpica Española

16.07.2016 | 02:16
Conrado Durántez.

Entre el deporte y el derecho. Además de presidente fundador de la Academia Olímpica Española, Conrado Durántez es licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y llegó a ser magistrado oficial del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. A nivel deportivo, fue subcampeón de lanzamiento de disco allá por el año 1960 e incluso llegó a estar preseleccionado para las Olimpiadas de Roma del año 1968.

Conrado Durántez (Ferrol, 1935) lleva una vida entera dedicada al deporte. Es presidente de la Academia Olímpica Española desde 1968 y tiene más de una treintena de publicaciones sobre el olimpismo, una disciplina que define como "la filosofía de la vida del deporte". Durántez presentó hace unos días su libro, Historia y filosofía del olimpismo. Con 80 años a sus espaldas y un físico impecable al más puro estilo de dandi británico, Durántez charla sobre la situación actual del deporte, que según dice peca de "mercantilismo". También se centra en la prensa, de la que resalta su visión hacia el "espectáculo del deporte", despreciando su "valor humano".

¿Cómo le va la vida a los 80 años?

Sobrellevando una enfermedad incurable, que no es otra que la edad. Pero bien, gracias a Dios no me quejo. Para eso sirve el deporte: para mantener la ilusión y las fuerzas cuando van pasando los años.

Este libro fue escrito en el año 2000 y ahora reeditan una nueva edición, ¿qué podemos encontrar en esta publicación?

He escrito unos 32 libros, pero sin duda éste es el que más éxito ha tenido. Es una especie de manual de silabario, de catecismo del movimiento olímpico moderno. Ha sido actualizado para esta nueva edición.

Dedicó 18 años de investigación a uno de sus libros, ¿éste le ha llevado mucho trabajo?

Este no tanto porque ha sido un resumen de las cosas que he retenido durante muchos años. Ha tenido mucho éxito porque es como un anzuelo que tiene una cosa muy apetecible, es algo muy sencillo para los niños y sirve para los mayores. Es un libro del olimpismo muy grande, muy didáctico y muy bien extractado, Cuenta lo más destacado ocurrido en el movimiento olímpico moderno.

¿Cómo definiría el olimpismo en pocas palabras?

El olimpismo es una filosofía de la vida que utiliza el deporte como correa transmisora de sus postulados formativos, pacifistas, democráticos, culturales y ecologistas. Desarrollar esa definición nos llevaría muchísimo tiempo porque cada concepto tiene su razón.

¿Cómo está la salud del olimpismo?

Buena, en el sentido de que los postulados de Pierre de Coubertin, el precursor del olimpismo, se mantienen hoy día. Aún así tiene muchos peligros, sobre todo los materiales y económicos. Se han metido las firmas comerciales en el tejemaneje del deporte y es un verdadero peligro. La Carta Olímpica dice que el deporte estará siempre al servicio del ser humano, pero yo veo muchos casos en los que son los seres humanos los que están al servicio del deporte.

¿Está excesivamente mercantilizado el deporte?

Sí, efectivamente. El deporte tiene el riesgo de materializarse cuando se meten los dineros de por medio. Si llega un tiempo en que se mercantilice por completo sería un peligro muy grave. Aunque en el concepto de deporte, la mayor parte de las cosas que se supone que son deporte en realidad no son deporte.

¿A qué se refiere?

El 90 por ciento de lo que ustedes hablan en los periódicos no es deporte, son espectáculos, que son respetables, pero espectáculos.

Otros deportes no tan mediáticos, como el atletismo por ejemplo, ¿también pecan de ese exceso de mercantilismo y espectáculo?

En el atletismo pasa algo diferente, ahí habría que hablar de profesionalismo. Un señor para hacer las marcas que hace en los Juegos Olímpicos no puede entrenar dos veces por semana, como mínimo deberían ser ocho horas diarias, y una persona que entrene tanto no puede hacer otra cosa en la vida. Eso es un problema, y es que a estos atletas, a estos seres humanos, se le explota para hacer esas marcas y si un día no las hacen se encuentran en la calle.

¿Cómo cree que va el deporte español?

Muy bien. El otro día el presidente del Comité Olímpico, Alejandro Blanco, hablaba de que lo nuestro es un poco milagroso, porque con el dinero escaso que hay tenemos un plantel tremendo de deportistas. Recalcaba la importancia que tiene la ayuda al deportista, cuando está entrenando hay que aconsejarle para que estudie y después hay que buscarle una salida para cuando deje el deporte, eso es importantísimo. Los deportistas no pueden ser granos aislados en la sociedad.

En agosto arrancan los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro; ¿está preparado Brasil para albergar unas Olimpiadas?

En unos días voy para allá. La verdad es que plantea muchísimos problemas. Se habla del zika, pero eso es lo mínimo, el problema es económico, social y de seguridad. Tengo la esperanza de que todo se arregle y sean unos grandes juegos, pero tiene muchos problemas planteados de cara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine