Festival Starmus Arte y ciencia se dan la mano en Canarias

Música para arropar a Stephen Hawking

El físico entrega las medallas que llevan su nombre en un concierto en el Auditorio de Tenerife P La NASA da a un asteroide el nombre del astrofísico Garik Israelian

02.07.2016 | 05:03
Música para arropar a Stephen Hawking
Música para arropar a Stephen Hawking

Música, sorpresas, nombres propios y muchas muchas ovaciones. Así se despidió ayer la tercera edición del Festival Starmus en el Auditorio Adán Martín de Tenerife donde se incluyó uno de los actos estrellas del programa: la entrega de las Medallas Stephen Hawking a la divulgación de la ciencia. Tres fueron elegidos por el científico británico para recibir las primeras de estas distinciones, un galardón que todos recibieron como "un gran honor". El director del Festival, Garik Israelian; el astrofísico y músico Brian May y el cosmonauta Alekséi Leónov fueron los encargados de la entrega de las distinciones que tal y como anunció el propio Hawking en Tenerife el pasado mes recayeron el compositor Hans Zimmer, el documental Locos por las partículas y el físico Jim Al-Khalili.

El conocido compositor de la gran pantalla, Hans Zimmer fue el primero en pisar las tablas del escenario para recibir la Medalla y explicó que para él la distinción "es además un gran reto" y argumentó que lo entiende como un compromiso para "promover la ciencia de manera que la gente vea a los científicos como aquellos que nos van a salvar a todos". "El profesor Hawking no tiene idea de lo que increíble que es esto para mí", dijo Zimmer, quien definió el Festival Starmus como "lo mejor". De hecho, agradeció a Brian May que le haya "metido en este grupo loco y maravilloso".

A pesar de su dilata trayectoria de la mano de las bandas sonoras del cine de ciencia, fue su composición para Interstelar la que convención a Hawking. Por eso, Zimmer aprovechó para referirse a su compañero en esta aventura, el físico Kip Thorne, asesor científico de la cinta, y al director Christopher Nolan "porque él hizo que la ciencia fuera el centro de atención en la pantalla". "¡Olvídense de los Óscar!", llegó a celebrar el músico en el escenario.

Mark Levinson, director de Locos por las partículas fue el encargado de recoger la Medalla al documental que relata la historia del acelerador de partículas en el CERN en busca del conocido Bosón de Higgs. "Cuando recibí el e-mail en el que me comunicaban el premio me deprimí", sorprendió Levinson para bromar con que "Stephen Hawking aseguraba que quería dirigir películas". "Agradezco que me hayas dado la medalla antes de hacerte director", aseguró el responsable del documental quien recordó a su compañero en la cinta, el también físico David E. Kaplan.

Por su parte, el tercero de los galardonados, Jim Al-Khalili, que además de físico es un conocido divulgador científico en televisión, se dirigió directamente al científico británico para agradecerle el reconocimiento: "Me has seleccionado para esta medalla y espero que mis programas te gusten... y que no me equivoque en la física que cuento".

Pero tras las emociones, llegó el turno de las sorpresas. Brian May hizo de maestro de ceremonias por un instante y anunció a todos los presentes que, a propuesta de "muchísimas personas", la Agencia Espacial Estadounidense había aceptado dar a un asteroide el nombre de Garik Israelian. El director del Festival se mostró sorprendido, al igual que el público asistente que respondió con una sonora ovación.

Y por si quedaba alguna duda, el propio May aclaró: "Si están preocupados, no es ningún asteroide que vaya a colisionar con nosotros", mientras que Alexei Leonov fue un paso más allá y le dijo a Israelian: "Ahora que eres un asteroide, no caigas sobre La Tierra".

Las sorpresas continuaron de la mano de la tecnología. A través de Skype, el tripulante de la Estación Espacial Internacional Tim Peake pudo conversar en directo con el Auditorio tinerfeño para expresar su desconsuelo por no poder estar en la Isla. "Quizá la cuarta edición la hagamos en la Estación", le respondió Israelian. Tras la conexión, se emitieron dos vídeos que también recibieron un sonoro aplauso: Sting y Bono enviaron un mensaje al Festival en modo de canción.

Starmus cerró su edición de 2016 con una jornada de música, en la que participaron entre otros Sarah Brigrtam o Rik Wakeman y que concluyó con la sesión El lado deformado del Universo, en la que el astrofísico Kip Thorne habló sobre los agujeros negros acompañado en escena por la música creada para la ocasión por Hans Zimmer y con los efectos visuales de Paul Franklin, ganador del Óscar por Interestelar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine