El calor se queda en el Archipiélago

Meteorología mantiene este viernes y sábado el aviso amarillo por altas temperaturas

24.06.2016 | 11:33
Una trabajadora del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Santa Cruz bebe agua para refrescarse del calor.

Canarias permanece hoy en aviso amarillo por altas temperaturas, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) que avisa también de la presencia de viento fuerte en el Archipiélago. Solo se salvará del calor la vertiente norte de Tenerife, ya que la Agencia fija para hoy aviso amarillo para la vertiente sur isleño y el resto del Archipiélago.

Aunque en estos momentos no se registra alerta sanitaria por calor en Canarias, la predicción de Meteorología implica que los mercurios pueden rondar los 34 grados. En concreto, a lo largo de hoy los cielos del Archipiélago estarán poco nubosos o despejados, excepto por algunos intervalos nubosos variables en el norte y noreste de las Islas. Habrá una probable reducción de la visibilidad por la calima, principalmente en las vertientes sur y este de las islas.

Las temperaturas con pocos cambios, respecto a ayer, cuando se alcanzaron los 37 grados en el municipio grancanario de La Aldea de San Nicolás mientras que el termómetro llegó a su máximo en Tenerife en la localidad de San Cristóbal de La Laguna, con algo más de 30 grados. Meteorología prevé no obstante que las temperaturas mínimas podrán experimentar un ligero ascenso. El viento será del nordeste con intervalos de fuerte en las costas sureste y noroeste de las islas de mayor relieve, y viento de componente este en las cumbres.

El aviso amarillo, que se concentra en el caso de la provincia occidental entre las 12:00 y las 18:00 horas, se mantendrá mañana aunque en principio se librarán del calor las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro así como la vertiente norte de Tenerife.

Mejor salir a la calle solo si es necesario

Ante la previsión de incremento de temperaturas este fin de semana en las islas orientales efectuada por la Agencia Española de Meteorología (Aemet), y la Consejería de Sanidad recuerda a la población la necesidad de tomar medidas para prevenir los posibles efectos adversos del calor sobre la salud, en especial entre los colectivos más vulnerables: personas mayores, niños y enfermos crónicos.

Una de las medidas fundamentales es beber más agua, independientemente del tipo de actividad que se esté llevando a cabo, y no esperar a estar sediento. En mayores y enfermos crónicos debe hacerse al menos cada hora para evitar la deshidratación.

En términos generales, se debe evitar el consumo de bebidas cafeinadas, alcohólicas o muy azucaradas. Además, hay que evitar comidas copiosas y no consumir preparados fácilmente contaminables (ensaladillas, mayonesas, etc) y optar por una alimentación rica en frutas y verduras (con la precaución de lavarlas antes del consumo).

Para los grupos vulnerables, los días de mucho calor es mejor quedarse en casa, o mejor realizar las gestiones en la calle a primera hora de la mañana o a última horas del día. Siempre fuera de los horarios en que los rayos solares llegan más verticalmente.

Hay que tomar el sol de forma progresiva y con precaución (empezar con sesiones de 15 a 20 minutos y aumentar sin superar exposiciones de dos horas seguidas), dándonos un chapuzón de forma más frecuente y utilizando siempre cremas solares con un factor de protección mínimo de 15. Los menores de tres años no deben tomar el sol. Deben usarse con moderación los aparatos de aire acondicionado, a una temperatura aproximada de 24 grados.

Es importante reducir la actividad física, pero las personas que realizan deportes al aire libre cuando el calor es excesivo deberían realizarlos a horas tempranas o al final del día. Si finalmente hay que salir de casa protegerse con sombrero y usar ropa cómoda y holgada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine