Los países Ospar estudian en Tenerife crear la primera zona protegida en el Ártico

Los quince países europeos firmantes se reúnen hasta el viernes en Puerto de la Cruz

20.06.2016 | 13:07
Imagen de archivo de una expedición de Greenpeace en Groenlandia con su barco ´Arctic Sunrise´.

Los quince países europeos firmantes de la Convención para la Protección del Medio Ambiente Marino del Atlántico del Nordeste (Ospar) estudiarán esta semana en Tenerife la propuesta para crear un santuario ambiental en el Ártico, como reclaman las principales organizaciones ecologistas.

Los gobiernos firmantes de este acuerdo, heredero de los convenios de Oslo y París (de ahí su nombre de Ospar), se reúnen hasta el viernes en Puerto de la Cruz, en una cita que pone fin al periodo de presidencia española de este colectivo de países.

Según ha informado el Instituto Español de Oceanografía (IEO), la reunión de Tenerife tratará temas relacionados con los programas de vigilancia del medio ambiente marino implementados por cada uno de los países signatarios de la convención, que incluyen el seguimiento de las sustancias peligrosas, la eutrofización, la acidificación, las basuras marinas, el ruido submarino y la protección y conservación de especies y hábitats marinos.

Pero, sobre todo, los ojos de las principales asociaciones ecologistas del mundo, como Greenpeace y WWF, están puestas en esta cita, porque cabe la posibilidad de que decida crear una área protegida en la zona marítima internacional del Ártico.

"La decisión se debe tomar tras el reconocimiento del comité científico de Ospar de que hay suficientes evidencias del alto valor ecológico en esta región y de que existe un grave proceso de deshielo debido al cambio climático, con la consiguiente afección a los recursos naturales", defiende Greenpeace, en su página web.

En 2014, WWF presentó a Ospar una propuesta de área marina protegida que, de ser aprobada, supondría la protección de unos 232.650 kilómetros cuadrados, una superficie que equivale aproximadamente a la mitad de la España peninsular.

Greenpeace España subraya que los países firmantes del convenio Ospar tienen bajo su tutela la cuarta parte del océano Ártico (el área comprendida entre Groenlandia, que depende de Dinamarca, y la península escandinava) y disponen de competencias legales para establecer zonas de protección marítima en ese área del planeta.

Los ecologistas resaltan que este colectivo de países ya ha creado en esta década siete espacios protegidos en el Atlántico Norte, que constituyen la primera red de áreas protegidas de alta mar a nivel mundial, con una superficie total de 470.000 Km2. Sin embargo, subraya Greenpeace, ninguna de ellas cubre el Ártico.

Los países firmantes de la Convención Ospar son Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Portugal, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido, así como la Unión Europea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine