Naciones Unidas no estaba "preparada" para actuar con los refugiados en Europa

El representante del programa humanitario en Las Palmas de Gran Canaria señala que la llegada masiva de refugiados ha supuesto "un reto"

14.06.2016 | 16:07
Naciones Unidas no estaba "preparada" para actuar con los refugiados en Europa

La crisis de los refugiados "nos ha forzado a un cambio de metodología" porque "no estábamos preparados" para actuar en Europa, ha afirmado este martes 14 de junio el representante del centro logístico del programa mundial de alimentos de Naciones Unidas en Las Palmas de Gran Canaria, Pablo Yuste.

El representante del programa humanitario ha señalado en una comparecencia ante el Parlamento de Canarias que la llegada masiva de refugiados ha supuesto "un reto" porque "no es nada fácil" instalar un campo de acogida en Europa, donde la regulación sobre el suelo es estricta "y no igual de abierta" que en otras zonas.

Naciones Unidas está actuando en este ámbito con los gobiernos europeos "en muy buena colaboración" y presta asistencia técnica y apoyo logístico, señaló Yuste, quien en cuanto a los problemas de acogida puntualizó que hay "un elemento que lleva mucho tiempo inventado: la convención sobre refugiados y el derecho al refugio".

"No hay más que recurrir a ello", advirtió el especialista, quien afirmó que "evidentemente" hay que distinguir a los refugiados de los migrantes económicos que "desgraciadamente" tienen un estatus diferente.

En esta situación es "crítico" mantener vivo el debate humanitario porque, continuó Yuste, hambre y conflicto están estrechamente relacionados y de hecho las primaveras árabes "como la revolución francesa" surgieron de un estallido social provocado por el precio de los alimentos.

"La ayuda humanitaria es un elemento de paz social pero sobre todo tiene que responder a un dilema ético", añadió Pablo Yuste, quien precisó que la primera limitación de un trabajador en este ámbito es la de mantener la neutralidad y no dar pie a que se diga "que ayuda a los talibanes, al Estado Islámico o la coalición".

Agregó que el programa mundial de alimentos apoya al tejido empresarial canario "con un diálogo abierto" y se trabaja activamente con Casa África para potenciar que las empresas isleñas se conviertan en proveedoras para Naciones Unidas.

Pablo Yuste subrayó que según la Autoridad Portuaria de Las Palmas el impacto económico que genera el centro logístico de las Naciones Unidas en el puerto capitalino supone entre 3 y 4 millones de euros.

Para el programa también es importante "que haya compromiso político" porque "no podemos ir pidiendo cheques" pero sí apoyo, aunque comprendió que las leyes españolas que regulan los presupuestos no permiten que haya un respaldo plurianual a este tipo de iniciativas.

El programa mundial de alimentos fue fundada por las Naciones Unidas en 1964 que en ese año gestionó un millón de dólares y ahora tiene un presupuesto de unos 6.000 millones, lo que la convierte en la agencia humanitaria más grande de mundo.

Reparte comida para unas 90 millones de personas en todo el planeta y en cualquier momento del día puede operar con unos 5.000 camiones, 30 aviones y 20 barcos.

Para ello cuenta con seis depósitos de respuesta humanitaria situados en Italia, Dubai, Ghana, Kuala Lumpur, Panamá y Las Palmas de Gran Canaria, que en su momento fue "un elemento crítico para la respuesta ante el ébola", explicó Yuste.

No obstante, el especialista señaló que el objetivo real de la organización es "en 15 años acabar con el hambre y dejar de trabajar: que hagamos otro tipo de logística".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine