El cáncer de colon mata a la mitad de los pacientes diagnosticados en las Islas

Unas 500 personas mueren al año en Canarias P La detección precoz salva al 90% de los afectados

11.06.2016 | 02:00
El jefe de servicio de Aparato Digestivo, Enrique Quintero (d), y el director médico del HUC, Gilberto Peñate.

El cáncer de colon mata a 500 personas al año en Canarias. Este dato supone que de los mil casos que se diagnostican en las Islas la mitad fallecen como consecuencia de su enfermedad. La detección precoz se convierte en la clave para reducir tanto el número de afectados como los casos en los que el cáncer provoca la muerte de los pacientes. Localizar a tiempo la enfermedad se traduce en que el 90% de los casos se salda con un resultado positivo para el paciente.

El Hospital Universitario de Canarias (HUC) ha coordinado un estudio en el que han participado seis hospitales españoles en el que se ha analizado, por primera vez de forma prospectiva y a gran escala (6.053 individuos), el riesgo de padecer pólipos adenomatosos y cáncer colorrectal en familiares de primer grado de pacientes que han padecido la enfermedad. El cáncer de colon se desarrolla en la mayoría de casos a partir de una lesión benigna denominada pólipo adenomatoso, que tarda unos diez años en crecer de ahí que la detección precoz tenga un porcentaje de éxito elevado.

El jefe de servicio de Aparato Digestivo del HUC y coordinador de este estudio, Enrique Quintero, confirmó que lo más importante en este tipo de casos es que los familiares directos se realicen un test de sangre oculta en heces cada dos años con el objetivo de hacer un diagnóstico temprano. En esta misma línea se posicionó Gilberto Peñate, director médico del HUC, quien aseguró que la prevención es la mejor arma para reducir el número de casos.

Los familiares de primer grado (padres, hermanos o hijos) de pacientes que han padecido este tipo de cáncer tienen un mayor riesgo de presentar este tumor, ya sea porque desarrollan la lesión que lo motiva o porque tienen más pólipos que la población sin antecedentes familiares. Por ello, para este sector de la población, se recomienda hacer una prevención cada cinco o diez años a partir de los 40 años.

El estudio concluyó que el riesgo de detección de una neoplasia avanzada se incrementa sólo cuando existen al menos dos familiares de primer grado afectos de cáncer. Además, el riesgo de presentar pólipos y cáncer es similar en pacientes con un familiar de primer grado que en los individuos sin antecedente familiar de la enfermedad. Por último, de todos los individuos analizados, estas lesiones se duplican en los hombres a partir de los 50 años de edad, apareciendo la enfermedad aproximadamente 10 años antes que en las mujeres.

De Canarias al mundo

El servicio de Aparato Digestivo del HUC cuenta con una Clínica de Alto Riesgo de Cáncer Colorrectal que abarca la prevención de la enfermedad en poblaciones de alto riesgo y el seguimiento de pacientes ya tratados de cáncer o pólipos colorrectales. Además este servicio ha destacado por una trayectoria investigadora importante en este campo.

Este estudio, hecho público para el mundo en la revista científica Plos Medicine, no es la primera publicación importante en la que este servicio participa. Además, coordina un estudio español que se lleva a cabo en ocho Comunidades Autónomas., publicado en The New England Journal of Medicine en 2012, que demostraba que el test de sangre oculta en heces era similar a la colonoscopia para la prevención del cáncer colorrectal, con lo que se reduce el peligro de la intervención y también los costes.

Se trataba de la primera vez que la revista científica publicaba un estudio enteramente español sobre la prevención del cáncer colorectal. Después, han sido numerosas las publicaciones que han sido reconocidas y premiadas. Ahora ha vuelto a ser publicado un trabajo del centro hospitalario en una revista científica de referencia mundial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine