Juicio por un asesinato en 2013

La hermana de la acusada afirma que ésta "se defendió como pudo"

Del fallecido ha asegurado que "se veía que era una persona que tampoco tenía un oficio claro" y que se dedicaba a "negocios turbios"

25.05.2016 | 17:08

La hermana de la joven acusada de asesinar a un hombre con el que vivía en Gran Canaria en 2013 ha sostenido este miércoles 25 de mayo que solo "se defendió como pudo" al apuñalar a su pareja tras despertarse durante la noche con él encima tratando de forzarla, según le relató al confesarle lo ocurrido.

De hecho, la acusada, Arantxa M.A., "tenía un carácter bastante cariñoso" y "nunca ha tenido problemas de ser agresiva con nadie, todo lo contrario", ha asegurado al declarar en el juicio por asesinato que se sigue contra ella en la Audiencia de Las Palmas su hermana Alba, quien ha apuntado como responsable de lo ocurrido al que era su novio, Jordi B.P., 20 años mayor que ella.

Un hombre del que ha dicho que "se veía que era una persona que tampoco tenía un oficio claro", que se dedicaba a "negocios turbios" que le llevaron incluso a grabar a la enjuiciada practicando sexo con una amiga sin su consentimiento con el propósito de extorsionar luego empleando ese vídeo a los padres de la segunda.

Algo que derivó en una pelea en la que Jordi golpeó a la amiga de Arantxa, que "acabó en el hospital" por las heridas que sufrió, ha afirmado esta testigo, que ha cuestionado además los gustos sexuales del fallecido, que, según ha expuesto que le contó su hermana, fueron derivando progresivamente en prácticas de sadismo en las que ataba a la chica y le introducía objetos contra su voluntad.

"Me dijo que era un juego, al principio, que era divertido, pero que luego la ataba y después no la soltaba y que ella sufría", ya que "fue derivando a relaciones sexuales más agresivas", ha relatado a ese respecto Alba.

La cual ha considerado que la personalidad y el proceder de la víctima determinaron que su hermana, que, según ha destacado, ha tenido "desde muy pequeña" problemas de estabilidad emocional debido a que padece "una importante enfermedad mental" para la que en la época de los hechos "necesitaba tomar tres medicamentos" distintos, se sumiera en "un caos mucho más grande de lo habitual".

Por todo ello, y porque el hombre al que apuñaló provocando su muerte, según ella misma confesó, resultó ser un individuo "que tenía antecedentes penales", entre otras cosas por "una chica a la que había intentado agredir", la testigo ha dado a entender que el desencadenante de lo ocurrido fue el propio comportamiento del fallecido.

Puesto que su influencia perjudicó a su hermana, que, por sus problemas mentales, "nunca ha sido capaz de llevar una vida ordenada" si no es supervisada por alguien que le ayude a hacerlo, ha argumentado.

El juicio contra Arantxa A.M., de 26 años, proseguirá mañana ante la Sección Primera de la Audiencia de Las Palmas, a la que la fiscalía ha solicitado imponerle 19 años de cárcel por una muerte descubierta el 13 de julio de 2013, cuando la Guardia Civil encontró en el garaje de la casa que tenía alquilada la pareja en Arinaga el cadáver de Jordi, que había mantenido escondido casi tres semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine