El 30% de los niños del Archipiélago se encuentra en riesgo de exclusión social

Unicef reclama la firma de un pacto de Estado para crear una prestación destinada a las familias con menos recursos

24.05.2016 | 12:34
De izquierda a derecha, Patricia Hernández, Carmelo Angulo, Amós García y Fernando Clavijo, durante su reunión.

El 30% de los niños en Canarias se encuentra en riesgo de exclusión social. Esto supone que alrededor de 130.000 menores, de los 400.000 que hay en el Archipiélago, están bajo el umbral de la pobreza según los datos que maneja Unicef España.

El presidente de Unicef Comité Español, Carmelo Angulo, aseguró ayer que esta situación tiene que ser motivo de preocupación para todas las administraciones que trabajan en las Islas. Él mismo se encargó de dar a conocer los resultados de su último informe Equidad para los niños al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y a la vicepresidenta, Patricia Hernández.

Entre las propuestas que escucharon los representantes del Ejecutivo regional destacó la creación de una ayuda por niño destinada a las familias con menos recursos de Canarias. En este sentido, valoró la puesta en marcha de una prestación que alcanzaría los 100 euros al mes por menor, lo que alcanzaría un total de 1.200 euros al año.

"Los niños no están satisfechos con la vida que tienen y eso nos lo hacen saber si se les pregunta", valoró Angulo. Eso ocurre, sobre todo, en familias donde los uno o los dos progenitores ha perdido su puesto de trabajo, han tenido que cambiar de casa por no poder afrontar el pago del alquiler, hay tensión en el hogar o, entre otras razones, si en el colegio sufren acoso. El portavoz de Unicef a nivel español destacó también la necesidad de aumentar el número de plazas con carácter gratuito para niños de 0 a 3 años, algo que en Canarias "solo cubre el 10% de la población".

Carmelo Angulo se mostró satisfecho por la respuesta obtenido por los representantes locales al asegurar su compromiso de rescatar el plan canario para la infancia que se firmó en noviembre de 2014. Además, hablaron sobre la posibilidad de crear una comisión de infancia y familia en el Parlamento canario y que, a su vez, se realice un barómetro de infancia en el que se pregunte a los niños en la escuela sobre cómo se encuentran. "Son ellos los únicos que pueden decir cómo están, qué les ocurre", señaló. "Los niños de esta generación pueden ser los primeros que vivan peor que sus padres", confirmó el presidente de Unicef a nivel estatal. En este sentido, incidió en que los gobiernos tienen que estar preocupados "con lo que se viene", pues los niños "son el más crudo presente, por lo que no ocuparse de ellos es ocuparse tarde, de manera que las políticas de infancia tienen que empezar ya".

Antecedentes

Durante su intervención en el Parlamento de Canarias para presentar sus propuestas, Carmelo Angulo recordó que existen 17 países europeos que cuentan con una prestación mensual universal para las familias que peor lo están pasando. Con ella se garantizan que al menos "lo básico" pueda estar cubierto ya que con este tipo de prestaciones se paga, por ejemplo, el comedor escolar a los niños. Aunque reconoció la dificultad que conlleva poner en marcha esta medida desde Unicef plantean empezar por establecer subvenciones a partir del segundo hijo o aumentar las ayudas que ya están puestas en marcha.

En cuanto al contenido del informe, Angulo lo resumió en tres aspectos sobre los que las instituciones tienen que reflexionar. El primero de ellos es que se está generando un mundo de desigualdades en la infancia, desde edades muy tempranas. Además, esa desigualdad castiga más a las niñas que a los niños. Por último, y no menos importante, los niños aseguran no estar satisfechos con sus vidas, lo que debe preocupar a quienes son los responsables de garantizar su felicidad.

En esta línea, cobra especial fuerza acciones como reforzar las becas escolares y el apoyo educativo; garantizar el acceso en libertad a la salud y también a los medicamentos; y mejorar los indicadores de seguimiento de la desigualdad, para conseguir su erradicación completa. Angulo puso de manifiesto la necesidad de realizar un barómetro de infancia al menos una vez al año para tener en cuenta las apreciaciones de los más pequeños de la casa con el mundo que los rodea.

España

Estos datos no son solo responsabilidad del Gobierno canario. Desde Unicef añadieron que el presupuesto para infancia y familia en España ha caído un 16,4%. Esta disminución afecta a la natalidad, pues han desaparecido las ayudas públicas por cada niño nacido. Asimismo, en España hay un 25% de personas que ni estudian ni trabajan y que más de la mitad de los jóvenes están en paro. "Queremos instalar la infancia como prioridad inexcusable, ya que si lo dejamos vamos a pagar un precio muy alto", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine