El Astrofísico y Japón colaborarán para investigar los orígenes del universo

El centro nipón Riken instalará el próximo año un nuevo aparato en el Teide

18.05.2016 | 12:21
Katsumi Midorikawa, director del Riken Centro de Fotónica Avanzada, y Rafael Rebolo (derecha), director del IAC.

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) no cesa en su empeño de buscar cuantas colaboraciones internacionales sea posible para permanecer en la élite de los centros de investigación de su área. El director del Instituto ha recalado recientemente en Asia donde ha logrado firmar acuerdos en China y Japón. En el primero de ellos para impulsar instrumentación de grandes telescopios y en el segundo para investigar el origen del Universo.

En concreto, el Astrofísico y el centro y el centro nipón Riken han firmado un acuerdo de cooperación para la instalación de un nuevo radiotelescopio en Tenerife, destinado a avanzar en el conocimiento sobre los orígenes del Universo. El pacto, rubricado esta semana en Tokio entre ambas instituciones, supondrá la puesta en marcha de un nuevo proyecto desde el Observatorio del Teide centrado en el estudio de las ondas gravitacionales, según explicó ayer a Efe el director del IAC, Rafael Rebolo.

A partir de este acuerdo, el centro científico canario aportará sus instalaciones y parte de su equipo para desarrollar durante tres años el proyecto Ground Bird (Pájaro terrestre, en inglés), llevado a cabo por un consorcio de instituciones internacionales y liderado por el Instituto de Fotónica Avanzada de Riken. Se trata de un "experimento destinado a rastrear los orígenes del universo", a través de la captación de microondas del fondo cósmico de radiación originada instantes después del Big Bang, según detalló Rebolo.

El Ground Bird será "un proyecto complementario" al Quijote CMB, un experimento similar que también se lleva a cabo con base en el centro canario y que fue inaugurado por el Rey Felipe VI a finales del pasado junio. El Quijote CMB (del inglés Q-U-I Joint Tenerife CMB experiment) está dirigido por el IAC en colaboración con otros países e instituciones extranjeras, y cuenta con dos telescopios de 2,5 metros de diámetro.
La diferencia entre el Quijote y el Ground Bird es que sus respectivos telescopios son sensibles a "rangos diferentes de microondas", precisó el investigador español, quien añadió que el nuevo telescopio se instalará entre abril y marzo de 2017. Además, mientras que el Quijote está dirigido por el Instituto de Astrofísica de Canarias, el Ground Bird se llevará a cabo bajo la batuta de Japón y contará con un 25% de participación española en cuanto a personal y recursos, según Rebolo.

España "sale ganando por doble partida" con el acuerdo, ya que contará con tecnología nipona de última generación en las instalaciones del IAC y tendrá acceso a los datos registrados por los nuevos telescopios, lo que "incrementará el potencial" del antes mencionado proyecto Quijote.

La nueva alianza entre los centros científicos españoles y nipones se ha sellado un mes después del otro acuerdo de cooperación alcanzado entre el Instituto de Investigación de Rayos Cósmicos (Universidad de Tokio), dirigido por el Premio Nobel de Física japonés Takaaki Kajita, que incluye la instalación en La Palma de varios de los instrumentos de la red de telescopios Cherenkov (CTA).

Además, en su viaje a Asia, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) firmó junto con el Observatorio Astronómico Nacional de China (NAOC) un memorandum de colaboración científica y técnica para impulsar el desarrollo conjunto de instrumentación destinada a telescopios grandes y extremadamente grandes en el rango óptico e infrarrojo, entre ellos el Gran Telescopio Canarias (GTC).

El memorandum, que también incluye el impulso de programas conjuntos de formación e intercambio de personal científico y técnico, fue firmado durante una visita del director del IAC, Rafael Rebolo, y el subdirector del GTC, Romano Corradi, al NAOC (National Astronomical Observatories de la Chinese Academy Science), en Pekín. En el acuerdo se menciona especialmente la colaboración en Lamost (Large Sky Area Multi-Object Fibre Spectroscopic Telescope) y el GTC.

El IAC y el NAOC también colaboran en la red SONG (The Stellar Observations Network Group), que actualmente cuenta con un telescopio danés –Telescopio Hertzsprung SONG– instalado en el Observatorio del Teide, en Tenerife, y otro similar chino en el Observatorio de Delingha, en Qinghai (China). Estos dos telescopios de 1 m están haciendo observaciones sobre objetos variables.

Rebolo y Corradi también visitaron el Nanjing Institute of Astronomical Optics & Technology (Niaot), donde pudieron establecer conversaciones sobre colaboraciones en el campo de la tecnología astronómica y desarrollo de instrumentación.

Esta visita de seguimiento se produce tras la realizada por la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, que encabezó la delegación del NAOC el 26 de octubre el año 2015 durante la reunión de trabajo de la Comisión Conjunta de Ciencia y Tecnología entre China y España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine