La receta electrónica pone en marcha 200.000 planes de tratamiento en las Islas

El proyecto permite que el usuario sepa cómo tiene que tomarse su medicación

18.05.2016 | 12:21
La receta electrónica pone en marcha 200.000 planes de tratamiento en las Islas

Sanidad valora el programa como un método "seguro" para todos los pacientes

La receta electrónica permite poner en marcha más de 200.000 planes de tratamiento en las Islas. Gracias a este control, que queda fijado en todos los centros donde se atiende a los pacientes, el médico puede acceder a sus historiales y establecer un tratamiento adecuado con las características, patologías y necesidades de los usuarios. Ese plan también se entrega al ciudadano, con lo que este conoce también de primera mano cómo tiene que administrarse las medicinas que le han sido recetadas, tanto en cantidad como en horarios.

Bernardo Macías, director general de Programas Asistenciales de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, aseguró ayer que gracias a este método "se gana en seguridad". Además, en un solo documento, los pacientes se llevan a casa todo lo que tienen que saber sobre sus medicinas. "Para ellos significa una mayor comodidad, porque tienen que estar menos tiempo en el centro de salud", añadió.

De la misma forma, las consultas reciben menos gente, ya que disminuye en gran medida la cantidad de pacientes que acuden a diario de sus médicos de cabecera para repetir medicamentos. "La receta electrónica se da por plazos que pueden ser de hasta seis meses", detalló el director general, por lo que su visita se puede alargar hasta medio año.

A la cabeza

Canarias se ha convertido en una de las comunidades autónomas donde más recetas electrónicas se hacen de todo el Estado. "Fuimos una de las regiones pioneras. Es normal que aquí se hayan hecho más", subrayó Macías. En estos momentos su puesta en marcha está resultando tan efectiva que los canarios que salgan fuera del Archipiélago y acudan a los centros hospitalarios de otras regiones pueden ser recetados por sus respectivos médicos. "Al final se acabará haciendo en todas las comunidades y en eso Canarias está un poco más adelantada", valoró.

Una de las características "más positivas" del plan de tratamiento es que permite incorporar parte del historial médico de los pacientes. Esto supone incluir alergias a medicamentos, pero también el tipo de medicinas que han ingerido a lo largo de su vida y cómo ha sido su administración incluso cuando ya se ha terminado la enfermedad o patología que requería su administración. "Esta es la mejor manera que tenemos para prevenir efectos secundarios", concretó el responsable de Programas Asistenciales de la Consejería de Sanidad.

En los planes de tratamiento también se incluyen medicamentos o productos farmacéuticos que no siempre están subvencionados por la Seguridad Social pero que incluso así tienen su espacio en este papel. Es el caso de artículos como las tiras reactivas de glucemia o los pañales de incontinencia. "El médico sabe que los necesita porque aparece en ese documento", aclaró. "Van al mismo folio y sirve como herramienta de seguridad, para tener todo controlado", reafirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine