Prehistoria

La extinción de los dinosaurios no fue causada por los volcanes

Una nueva investigación concluye que la emisión de gases volcánicos no fue suficiente para la extinción masiva

26.04.2016 | 19:54
Los gases habrían causado una acidificación de los oceános

Un nuevo estudio sugiere que las erupciones volcánicas no acabaron con los dinosaurios ya que los océanos pueden absorber gran cantidad de CO2, si se libera gradualmente durante un tiempo muy largo.

Los científicos han discrepado durante mucho tiempo sobre la causa de la extinción masiva del Cretácico-Paleógeno, por el que las tres cuartas partes de las plantas y animales, incluyendo los dinosaurios, desaparecieron de la Tierra hace unos 65 millones de años.

La mayoría de los investigadores están a favor de la idea de que un evento catastrófico súbito como un impacto de asteroide provocó la mortandad masiva, mientras que una minoría defiende que un aumento gradual de las emisiones de CO2 de los volcanes en lo que hoy es la India pudo haber sido la causa.

Eliminando opciones

Científicos de la Universidad de Yale y del Reino Unido afirman ahora que la extinción masiva no se pudo producir por la segunda explicación, ya que los análisis llevados a cabo por el equipo descartan las emisiones volcánicas como causante de la catástrofe.

"Se ha sugerido que la actividad volcánica podría haber causado la extinción por la acidificación de los océanos: el océano absorbe CO2 y se vuelve más ácido como resultado de ello, tal como está sucediendo hoy con el CO2 procedente de la quema de combustibles fósiles", dijo Michael Henehan, doctorado por la Universidad de Yale y autor principal del estudio que aparece en la revista ´Philosophical Transactions´ de la Royal Society B.

"Lo que queríamos era reunir toda evidencia posible de los sedimentos oceánicos de aquel tiempo y añadir algunos nuevos registros, para dilucidar cuál era la acidificación del océano en ese momento," dijo Henehan.

Henehan y sus colegas analizaron los sedimentos de las profundidades del mar, en busca de signos de disolución que indicarían océanos más ácidos. Los investigadores encontraron que el inicio de la actividad volcánica causó un breve evento de acidificación del océano. Sin embargo, la caída del pH causada por la liberación de CO2 se neutralizó mucho antes del evento de extinción masiva.

"Combinando esto con las observaciones previas de temperatura de aquella época, pensamos que hay una evidencia concluyente de que, a pesar de que el vulcanismo del área del Decán causó un período de calentamiento global de corta duración y una acidificación de los océanos, los efectos fueron anulados por los procesos cíclicos naturales de carbono mucho antes de la extinción masiva que acabó con los dinosaurios", dijo Henehan.

Aplicaciones actuales

Esto no quiere decir que el CO2 liberado por los volcanes no incitara efectos en el clima, señalaron los investigadores. Más bien, lo que tuvo que suceder es que los gases fueran liberados durante un largo plazo de tiempo ya que su efecto no pudo causar una repentina mortandad de especies.

El estudio también tiene implicaciones para la comprensión del cambio climático moderno, anotaron los investigadores. Los mismos opinan que su estudio da la razón a un creciente enfoque que sostiene que restringir la liberación de CO2 a niveles mucho más lentos y más bajos durante miles de años pueden permitir que los océanos se adapten, lo que evitaría las peores consecuencias de una eventual acidificación del océano.

"Sin embargo, si se causan grandes alteraciones en un pequeño margen de tiempo, más similares a las escalas de tiempo humanas, la liberación de CO2 post-industrial puede producir no sólo grandes cambios en los ecosistemas oceánicos, sino también los cambios profundos y duraderos en la forma en que el océano regula el CO2 ", dijo Henehan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine