La falta de excitación sexual, una de las consecuencias de una lesión medular

Los médicos ofrecen productos para solucionar el problema y técnicas para ganar placer

23.04.2016 | 02:00

La pérdida de sensibilidad tras una lesión medular también tiene consecuencias en el sexo. Según desgrana el médico Enrique Bárbara, todos los pacientes que sufren este tipo de patología dejan de tener la capacidad de excitación física ante una relación sexual. Esta situación? se traduce en el caso de las mujeres afectadas en que "no existe lubricación en la zona vaginal" mientras que para los varones la principal consecuencia es la disfunción eréctil.

Según el facultativo, de la Unidad de Lesionados Medulares en el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Gran Canaria, esta situación es una de las principales preocupaciones de los pacientes con este tipo de patología, aunque puntualiza que se trata de un circunstancia que no aflora a priori. "Una vez que pasan el trauma de conocer su lesión, cuando se les informa de las dificultades de su cuerpo para mantener relaciones sexuales empiezan a expresar su preocupación", señala Bárbara, quien añade que, al contrario de lo que pueda pensarse, "sus temores no van tanto en la línea de no poder disfrutar de la sexualidad, sino de no ser capaces de dar placer a su pareja".

La pérdida de la relación es la base de esta preocupación, insiste el médico quien alude a una encuesta realizada entre los pacientes afectados por lesiones medulares. Al respecto, indica que parte de las tareas de la Unidad de Gran Canaria, en la que se trata a enfermos de todas las Islas, se centra en la atención a su sexualidad. Para empezar, los profesionales sanitarios "realizan una evaluación de cómo le afecta a cada paciente y cómo compensarlo".

Se trata de una intervención dual por parte de la Unidad, por un lado porque "se trata de que el paciente conozca que hay otras formas de dar placer y de disfrutar de las relaciones sexuales" puesto que según argumenta Enrique Bárbara, "su cuerpo deja de reaccionar de la misma manera, no responde como antes y se les explica cómo actuar para compensar esa pérdida, por ejemplo, qué posturas les resultarán más beneficiosas".

Se incluye también la intervención médica. En el caso de las mujeres "la solución es inicialmente más sencilla puesto que su falta de lubricación puede corregirse con cremas o geles", señala el facultativo quien puntualiza no obstante que para las féminas las recomendaciones son aún más valiosas. "Hay que tener en cuenta que la pérdida de sensibilidad y la falta de lubricación generalizada puede provocar que la penetración se convierta en un actividad agresiva y generar desgarro vaginal", indica.

En el caso de los varones no hay tanto riesgo físico pero sí es más complicado atender el problema. Recuerda el facultativo del Insular que ante la disfunción eréctil la solución que se venía desarrollando consistía en el suministro de inyecciones directamente en los cuerpos cavernosos del pene aunque desde el año 2000 el avance de la industria farmacéutica ha permitido mejoras. Se refiere el doctor a medicamentos tales como la conocida viagra, "aunque hay otros fármacos menos populares que están funcionando también muy bien". De hecho, informa de que entre el 75 y el 80% de los pacientes tratados con este tipo de medicamentos logra finalmente la erección.

Cuestión al margen es cuando el objetivo de la relación sexual va más allá del simple placer sino que se realiza con la intención de tener un hijo. También este aspecto el médico apunta a diferencias entre el hombre y la mujer. Mientras que para las féminas el embarazo es "perfectamente viable" más allá de que requiera un seguimiento diferencial, en el caso de los varones se suelen reproducir problemas de fertilidad. "Hay que tener en cuenta que ya para empezar la calidad del semen de un hombre con lesión medular baja considerablemente", indica Enrique Bárbara.

En concreto, señala que "en un varón sin ningún tipo de problema, la calidad del semen está en torno al 70% mientras que un lesionado medular la pierde en los primeros 15 días hasta reducirse al 20%". A ello se añade otro problema y es que solo el 5% de los pacientes con estas lesiones consiguen eyacular, con lo que la solución más efectiva para lograr el embarazo es recurrir a la inseminación artificial. "Se realiza todo en la Unidad del Hospital Insular Materno Infantil", sentencia el médico adjunto del centro sanitario, quien participó esta semana en el XXII Congreso de la Sociedad Canaria de Rehabilitación y Medicina Física celebrado en la isla de Gran Canaria.

En su ponencia, Enrique Bárbara también incidió en la necesidad de ampliar los estudios científicos puesto que "en la actualidad se desconocen todos los mecanismos involucrados en la sexualidad de los pacientes con lesión medular".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine