España realiza un estudio sobre el riesgo de intoxicación por ciguatera

20.04.2016 | 12:20

La directora de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), Teresa Robledo, firmó ayer un acuerdo marco de colaboración con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) para determinar el riesgo de intoxicación alimentaria por ciguatera, es decir, por ingesta de peces que se alimentan o habitan en los arrecifes coralinos.

Entre 2008 y 2014 el Ministerio de Sanidad, Servicio Sociales e Igualdad detectó hasta once brotes autóctonos, todos ellos en Canarias, que han afectado a un total de 96 personas, en los que se establecieron "eficaces" métodos de control por parte de las autoridades de la Comunidad Autónoma.

Según informó el Ministerio el proyecto, que será liderado por España, se desarrollará a largo plazo y tiene como principales objetivos determinar la incidencia real de la ciguatera en Europa, así como las características epidemiológicas de los casos y evaluar la presencia de ciguatoxinas en los alimentos y en el medio ambiente en Europa. De esta forma, se pretende caracterizar el riesgo desarrollando métodos de detección de las ciguatoxinas.

El departamento que dirige en funciones Alfonso Alonso explicó que esta intoxicación la producen las ciguatoxinas, biotoxinas marinas que están presentes en los peces que se alimentan o habitan en los arrecifes coralinos y que fueron clasificadas como posible riesgo emergente, tanto en el océano Atlántico como en el mar Mediterráneo, por el panel sobre contaminantes de la cadena alimentaria de la EFSA, siendo un claro ejemplo de impacto de globalización en cuanto a seguridad alimentaria.

En cuanto al resto de Europa, se estima que la incidencia de la ciguatera en Europa es mayor de la que se registra porque en la mayoría de estados no es obligatorio informar a los sistemas de vigilancia epidemiológica sobre los casos de intoxicación alimentaria por ciguatoxinas. Tanto en las Islas Canarias como en Madeira sí es obligatorio y el consumo de determinadas especies de pescado está controlado y limitado.

Este proyecto cuenta con una financiación de un millón de euros repartido entre las diferentes instituciones, de forma que más de 800.000 euros llegarán a España para investigación.

Por otra parte, este acuerdo engloba cuatro convenios específicos financiados. Uno es la Gestión y Coordinación Científica global del proyecto liderado por Aecosan; otro centrado en Epidemiología, coordinado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII); un tercero sobre la Evaluación de las ciguatoxinas en productos de la pesca y el medio ambiente, coordinado por el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA); y un último convenio específico de Caracterización de las ciguatoxinas presentes en la UE y desarrollo de estándares y materiales de referencia secundarios, coordinado por la Universidad de Vigo (Uvigo). Por parte de Canarias, participan la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc) y el SCS.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine