Los casos de varicela en las Islas caen un 27% desde enero respecto al año pasado

Sanidad inicia la vacunación contra la enfermedad a niños nacidos a partir del 1 de enero de 2015

15.04.2016 | 12:13
Una dosis de la vacuna contra la varicela.

La enfermedad de los hijos es una de las principales preocupaciones de los padres, aunque se trate de un simple resfriado. Entre las más temidas de las habituales se encuentra la varicela, una patología vírica que causa fiebre y sarpullido. En lo que va de año se han diagnosticado en Canarias un total de 1.281 casos, un 27,42% menos que en el mismo período de 2015 cuando se registraron un total de 1.765 pacientes con varicela.

Según indica el jefe del Servicio de Epidemiología y Prevención del Servicio Canario de Salud (SCS), Domingo Núñez, la cifra irá aumentando puesto que se trata de una enfermedad estacional aparejada a la primavera y verano pero considera que "estarán por debajo de las del año pasado". Núñez explica que la varicela es una infección "cíclica" que alterna su incidencia entre "años con más casos y otros en los que se reduce".

De esta manera, el pasado año la cifra de afectados por varicela rondó los 5.000 casos, frente a los más de 18.000 enfermos de 2007, año de la última década con más incidencia de la enfermedad, o incluso los 10.000 del pasado 2012. Precisamente, hace escasas semanas el Gobierno de Canarias inició la vacunación contra la varicela a niños nacidos con posterioridad al 1 de enero de 2015, después de la adquisición de 16.500 dosis de inmunización.

El jefe del Servicio de Epidemiología del SCS defiende que la Consejería canaria de Sanidad actuó inmediatamente desde que se aprobara la liberación de las vacunas, sobre las que versaba cierta controversia. "En este caso no se incluyen las dosis en el acuerdo marco estatal, por lo que cada comunidad autónoma debía comprar las necesarias", señala Domingo Núñez quien confió en que los progenitores cumplan con el calendario.

"En las Islas tenemos una cobertura general de la inmunización de en torno al 95% entre los más pequeños", apeló el responsable de Epidemiología, quien recordó que la vacuna contra la varicela requiere una segunda inyección de refuerzo que en este caso se suministra a los tres años. "Esto quiere decir que en breve tendremos que doblar la compra", señala Núñez.

Respecto a las dudas acerca de la vacuna, el responsable de Epidemiología del Servicio Canario de Salud explica que "no había certeza de su inmunidad de la primera dosis, hasta que se comprobó que con la segunda si funciona" y añadió que "incluso ahora hay cierto sector de los profesionales que consideran que será necesaria una tercera".

Explica Núñez que la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios tomó la decisión de retirar la vacuna "después de que se detectara la inmunización vía privada y que apenas alcanzaba al 50% de la población por lo que se alteraba la dinámica epidemiológica".
"En cualquier caso hay que esperar a largo plazo para corroborar el efecto real de las vacunas, aunque en la comunidad autónoma de Navarra se incluyó en el calendario hace cuatro o cinco años y está teniendo resultados bastante buenos", añade el jefe de Epidemiología del SCS.

Acerca de la enfermedad, el responsable del Servicio Canario de Salud recuerda que se trata de una patología vírica de "muy fácil contagio" pero que en la gran mayoría de los casos registrados entre la población infantil "es leve". La varicela causa fiebre y sarpullido que deriva en "ronchas con agüilla", como se conoce en las Islas a este tipo de sarpullido.

"El principal problema es el picor", admite el jefe de Epidemiología quien comenta que "el tratamiento es sintomático", es decir, que los fármacos que se pueden ingerir solo mitigan los síntomas pero no curan la enfermedad. "En algunas ocasiones se presentan complicaciones como neumonía o encefalitis y en casos muy muy aislados puede producir la muerte", resume Domingo Núñez, quien indica que el fallecimiento por varicela alcanza a apenas un niño de cada 100.000 afectados.

En el caso de los adultos, la gravedad de la patología es mayor y de hecho la cifra de muertos se eleva a uno de cada 5.000 enfermos. "De ahí la importancia de la vacunación, puesto que si se logra inmunizar a la mayoría de la población en unos años la varicela se habrá prácticamente erradicado tal y como ha ocurrido por ejemplo con el sarampión", concluye el jefe de Epidemiología.

La meningitis del grupo B, otro motivo de preocupación

El jefe de Epidemiología del Servicio Canario de Salud, Domingo Núñez, aclara otro de los motivos de preocupación paterna respecto a la vacunación de sus hijos: la inmunización contra la meningitis. Al respecto, indica que el calendario infantil aprobado en el Archipiélago incluye las dosis contra el grupo C de la enfermedad, que se suministra a los pequeños a los cuatro meses además de dos refuerzos, uno al año y otro a los 12 años. "Hay otra vacuna contra el grupo B de meningitis que no está incluida en el calendario del Servicio Canario de Salud por su baja incidencia", señala Domingo Núñez quien asegura que en lo que va de año no se ha registrado ningún caso de esta patología. "Es cierto que los pediatras, a título individual, recomiendan a los padres que se la pongan a sus hijos pero su baja incidencia hace que no se justifique un gasto público de esas características", insiste el jefe de Epidemiología quien añade que "no se trata de un grave problema de salud pública". Además, insiste en que "el pasado año apenas se registraron unos pocos casos de meningitis del grupo B y la mayor parte de ellos en adultos". Así, es decisión de los progenitores inmunizar al hijo y hacer frente al gasto de su propio bolsillo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine