Perros que guían vidas

Fundación ONCE inaugura una exposición que explica el trabajo que realizan estos canes

14.04.2016 | 01:50
Perros que guían vidas
Perros que guían vidas

"Ella no tiene miedo, tira de ti y vas a su ritmo, te vas sincronizando, es una cosa mágica". Con estas palabras define Fabiola Socas su relación con Orlee, su perra guía que la acompaña desde hace año y medio. Una exposición inaugurada ayer por la Fundación ONCE en Santa Cruz rinde homenaje a los cientos de perros que como Orlee guían en su día a día a las personas ciegas.
La muestra, que se puede visitar hasta este sábado en la sede de la Fundación en la capital, conmemora el 25 aniversario del programa de perros guías de la ONCE.

Durante este cuarto de siglo, la Fundación ha adiestrado a más de 2.500 perros en toda España. En la actualidad, más de un millar de estos animales están activos, de los que 26 trabajan en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Para llegar a convertirse en perros guías estos animales deben pasar por diferentes etapas. La selección empieza desde muy pequeños, ya que con tan solo 50 días son sometidos a varias pruebas que determinarán si su temperamento es compatible para llegar a desempeñar este trabajo.
A los dos meses, los animales son acogidos por familias educadoras, en donde aprenderán a convivir con personas y se acostumbrarán a realizar actividades cotidianas como viajar en transporte público o ir de compras.

Tras esta etapa, los canes comienzan su adiestramiento. Los futuros guías deben aprender a sortear los obstáculos, a no distraerse con otros perros mientras están trabajando y a mantener la calma mientras espera en cualquier espacio en el que se detenga su dueño.

Después de este periodo, cada perro se le asigna a un usuario determinado dependiendo de su entorno y sus habilidades. En este momento, la persona ciega y su perro guía llevan a cabo un proceso de instrucción en el que aprenden a trabajar juntos.

Fue precisamente en este periodo de adiestramiento cuando Fabiola Socas se dio cuenta de las posibilidades que se le abrían gracias a la colaboración de su perra Orlee. "Nunca me había sentido tan libre como cuando caminé con ella durante 10 kilómetros en un entorno natural después de que me la entregaran", aseguró.

Socas argumentó que aunque suene a tópico "estos perros son nuestros ojos" y manifestó que ella nunca había caminado tan rápido y segura como cuando Orlee está a su lado.

Aunque Socas tardó algunos años en solicitar la compañía de un perro guía, las personas ciegas pueden comenzar los trámites desde que cumplen los 18 años. Ella tuvo que esperar un año y medio hasta que le asignaron a Orlee, pero el tiempo de espera varía dependiendo de cada usuario.

Aunque la mayor parte de los ciudadanos son conscientes de la importancia que tienen estos animales para las personas a las que guían, Socas manifestó que todavía se les niega el acceso a algunos lugares. "Todos tenemos que estar unidos, denunciar estas situaciones y hacer actos como el de hoy para intentar que la gente tome conciencia de la importancia de estos perros en nuestra vida y de que hay unas leyes que posibilitan que nos acompañen a todos lados", explicó.

El director de la Fundación ONCE en Tenerife, Andrés Guillén, aseguró ayer que todavía hay que insistir para que determinados colectivos se conciencien y se dejen de producir episodios desagradables, como el que sucedió hace unos meses en Madrid, donde una persona ciega fue agredida con un bate tras intentar entrar con su perro en un comercio de la ciudad.

Guillén argumentó que exposiciones como la que fue inaugurada ayer en la capital "crean conciencia sobre la comprensión que hay que tener con estos animales que son facilitadores de la vida cotidiana de sus dueños".

Aunque estos perros ayudan a las personas a las que acompañan, Guillén explicó que "no se trata de un artículo que se adquiere y se disfruta de sus prestaciones, el perro es un ser vivo, de manera que tienen que ajustarse las características del animal con el usuario". Además, explicó que "todos los ciegos no son necesariamente potenciales usuarios, tienen que reunir diferentes requisitos".

A la inauguración asistió también la consejera insular de Gobierno Abierto, Acción Social y Atención Ciudadana, Cristina Valido, quien criticó que todavía haya colectivos que no sean capaces de reconocer el trabajo que realizan estos animales. "Esta exposición puede ayudarles a darse cuenta de lo equivocados que están", resaltó.

En el acto también participó el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, que felicitó a la Fundación ONCE por la labor que realizan "porque es un ejemplo que otros países copian y debemos estar orgullosos".

Cuando llegue el momento de su jubilación, el perro podrá quedarse con su dueño o volverá a una familia de acogida donde disfrutará de un merecido descanso después de tantos años enriqueciendo la vida de su dueño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine