Crisis humanitaria

Cartas llenas de conciencia

Estudiantes del instituto Viera y Clavijo envían casi un centenar de misivas al Congreso de los Diputados para que actúe frente al drama de los refugiados en las costas europeas

12.04.2016 | 12:08
Cartas llenas de conciencia
Algunos estudiantes del IES Viera y Clavijo depositan sus cartas en el buzón de Correos.

"No son seres desconocidos, no son seres del pasado, son seres humanos pidiendo ayuda y muriendo a las puertas de nuestro hogar". Con estas palabras Paula Rivero, alumna del instituto Viera y Clavijo, intentará concienciar al Congreso de los Diputados para cambiar la política de expulsión que la Unión Europea (UE) está llevando a cabo con los miles de refugiados que llegan a las costas de Grecia. La de Rivero es solo una de las más de 90 cartas que los estudiantes de este centro educativo de La Laguna enviaron ayer a la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Congreso de los Diputados, para intentar que apoye económicamente a las organizaciones que atienden a los refugiados en las fronteras del continente.

La Unión Europea acordó con Turquía hace unas semanas un cambio radical en la gestión de la crisis de refugiados. La UE devolverá al país turco a todos los que lleguen de forma ilegal a las costas griegas, incluidos a aquellos que huyen de países en conflicto y que tienen el derecho de solicitar asilo político.

La crisis humanitaria que ha ocasionado el cierre de las fronteras europeas a los refugiados procedentes de zonas en guerra ha sido un tema recurrente en las aulas de todo el país. Por eso, varios docentes quisieron dar una respuesta a este drama humanitario y hacer a sus alumnos partícipes de ella. Nació entonces el proyecto Cartas al Congreso, en la que estudiantes de todo el país pedirían a las instituciones públicas un cambio en su manera de actuar frente a las demandas de asilo.

Hasta ahora, 12 centros de varios puntos de España se han sumado a la iniciativa. A parte del Viera y Clavijo, en Tenerife también ha participado el Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) de Tejina. En total se han enviado más de un millar de cartas a este órgano para intentar cambiar la política que se está llevando a cabo a nivel nacional.

La profesora de Filosofía del instituto Viera y Clavijo, Maravillas Hernández, argumentó que se trata de un proyecto muy beneficioso para estos jóvenes ya que "han aprendido a empatizar con una situación contraria a los derechos humanos" y han sentido "que son protagonistas y que pueden hacer algo al respecto".

En el caso del instituto lagunero han participado alumnos de primero, tercero y cuarto de la ESO y también de primero y segundo de Bachillerato. En total casi un centenar de alumnos que esperan remover conciencias por correo.

Como primera actuación, se visionó en el aula el documental To Kyma: Rescate en el mar Egeo, que muestra la experiencia de un grupo de socorristas españoles a través de la ONG Proactiva Open Arms que estaban actuando de manera voluntaria en Lesbos. "El documental les indignó mucho y se volcaron con la actividad", apuntó la profesora Hernández.

A los alumnos se les invitó a participar de forma voluntaria en el proyecto, sin que este repercutiese en sus calificaciones en ninguna asignatura. La respuesta del alumnado fue muy positiva, según explica la profesora coordinadora del proyecto en el IES Viera y Clavijo.
Para muchos de estos jóvenes, acostumbrados a comunicarse de manera digital, la de ayer fue la primera carta que enviaban en su vida. "Incluso hubo quien no sabía qué era el remite", aseguró Hernández.

Los estudiantes que se decidieron finalmente a participar se encargaron de comprar un sobre y un sello y plasmaron en su carta sus reflexiones acerca de la situación que se está viviendo en estos momentos en las fronteras europeas.

"La ONU está siendo muy hipócrita, cómo puede defender los derechos humanos y no hacer nada para solucionar esto", afirmó ayer la alumna Isabel Morales, momentos antes de depositar su carta en un buzón de La Laguna.

Por su parte, Sergio González aseguró que las miles de personas que están llegando a las costas de Grecia "huyen de una situación difícil y lo menos que podríamos hacer es acogerlos". Él tiene muy claro que los Derechos Humanos exigen que se dé cobijo a todas las personas que soliciten asilo y que por lo tanto el acuerdo alcanzado entre la UE y Turquía es contrario a esta Declaración Universal.

La estudiante Micaela Obregón criticó que Europa estuviera llevando a cabo una política del miedo para intentar poner a la opinión pública en contra del acogimiento de estas personas. "Es una vergüenza como los están tratando, los hacinan y viven en condiciones inhumanas", denunció Obregón. "La UE tiene posibilidades de hacerse cargo de ellos, pero ha decidido girar la cara y no hacer nada", manifestó.
Ante esta grave situación, solo esperan que sus cartas no acaben guardadas en un cajón o que vayan directamente a la basura. "Estas cartas tienen que ser leídas porque si tu pueblo no está de acuerdo con alguna decisión que el Gobierno ha tomado, lo mínimo que puede hacer es escucharlo", opinó Morales.

Ellos desean que sus misivas no caigan en saco roto, ya que se trata de una de las primeras peticiones masivas que se lleva a cabo. Todos los centros participantes se han puesto de acuerdo para enviar las cartas al mismo tiempo y de esta manera intentar que lleguen de manera conjunta y que el impacto sea mayor. Sin embargo, la docente expone que todavía pueden sumarse más centros educativos a la iniciativa.

En las cartas cada estudiante ha plasmado sus impresiones después de ver el documental y tras esta primera parte más personal, las misivas incluyen la petición conjunta para el que Gobierno de España proporcione apoyo económico a las organizaciones que están colaborando en la atención de las personas refugiadas y también solicitan al Ejecutivo nacional que abra una vía de entrada segura a Europa para los refugiados.

El proyecto se ha complementado con la visita a algunos centros de varios voluntarios de las organizaciones que actúan en las costas griegas. En el caso del IES Viera y Clavijo, los estudiantes reciben hoy a socorristas que han trabajo en Lesbos con la ONG Proactiva Open Arms rescatando a los miles de refugiados que se deciden a arriesgar sus vidas buscando protección.

Hernández aseguró que esta no será la única acción que se lleve a cabo desde los centros educativos para intentar concienciar acerca de este drama humanitario. "No vamos a parar hasta que se haga algo", manifestó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine