Gastronomía

Bodegueros locales reclaman que el vino de calidad "debería costar el doble"

Afirman que el cultivo de la vid "no es rentable" a un euro el kilo y apuestan por "salir fuera para ser más valorados en el mercado interior"

07.04.2016 | 10:05
Agustín Farrais, propietario de Bodegas Tajinaste, y Enrique Alfonso, propietario de la Bodega Altos de Trevejos.

Cansados de luchar contra el estigma del precio, los bodegueros de la Isla defendieron ayer en la Cámara de Comercio de Santa Cruz la alta calidad que ha alcanzado la producción local. Así lo reivindicó Lourdes Fernández, propietaria de Bodegas Cráter (DO Tacoronte-Acentejo) en la segunda jornada de la Semana de la Innovación Enogastronómica Foodture. En tanto, Agustín Farrais, propietario de Bodegas Tajinaste (DO Valle de La Orotava) y de la distribuidora Vinófilos, fue más allá al apuntar que para que el cultivo de la vid sea rentable "los vinos de calidad deberían costar el doble".

"La uva se está pagando entre 0,90 céntimos y un euro por kilo pero para que sea rentable debería pagarse a dos euros. En la región de Champagne se obtienen hasta 15.000 kilos por hectárea, aquí 4.000, y el kilo de uva se paga a cinco euros", recalcó Farrais convencido de que "el vino de calidad que se hace en Canarias no es caro, todo lo contrario".

Durante su conferencia detalló la evolución de su bodega, creada en 1926 por sus abuelos, que el año pasado vinificó 250.000 kilos de uva para elaborar sus marcas Tajinaste, CAN, El Ratiño y su nuevo proyecto de monovarietales canarios Paisajes de las Islas. Esta última iniciativa ha sido posible gracias a la Denominación de Origen Protegida Islas Canarias, de la que Farrais es uno de los impulsores, que permite mezclar uvas de distintas Islas para elaborar caldos y que utiliza como marca comercial –enfocada a la exportación– la histórica definición de Canary Wine, que tanto prestigio tuvo en el siglo XVII.

"Este marco regional sirve para el mercado interno y el exterior. No podemos ser localistas porque nuestro mensaje se diluye", enfatizó el bodeguero detallando que la DOP ya exporta a EEUU y Canadá y prevé abrir mercado en Japón, China Senegal, Suiza y Bélgica. Además, ha permitido a varias bodegas contratar un contenedor mensual y vender en Barcelona sus vinos al mismo precio que en Canarias. "Aunque nuestro mercado natural son las Islas, creo que tendremos que ser profetas fuera para que se nos valoreaquí", apuntó.

En la misma línea fue la conferencia de Enrique Alfonso, propietario de Bodegas Altos de Trevejos (DO Abona). En su opinión, "el cliente ya no elige por la ecuación coste-beneficio, sino por la vivencia que tiene con un vino", por eso recomendó "crear valor de marca para generar emociones y recuerdos en el cliente". Respecto al debate sobre los precios, admitió que de su gama de productos, "los que mejor están funcionando son los más caros".

Los antecedentes vitivinícolas del dueño de Altos de Trevejos se remontan a su abuelo, el prestigioso historiador y médico tinerfeño Juan Bethencourt Alfonso. En una casa de San Miguel de Abona que le perteneció, y que está declarada BIC, es donde funciona la bodega. En tanto, sus 25 hectáreas de viñedos crecen a las cotas más altas de España, en Santiago del Teide, a 1.300 metros sobre el nivel del mar. La empresa fue fundada hace 11 años y sus vinos se sirven en restaurantes con estrella Michelin como Etxebarri, considera por la crítica como la mejor parrilla del mundo.

Foodture concluye hoy con un amplio programa en el que participan los cocineros estrella Michelin Juan Carlos y Jonathan Padrón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine