Los especialistas recomiendan mantener unas "expectativas reales"

04.04.2016 | 11:32

"Algunas pacientes acuden a la consulta con una fotografía de una famosa para indicar que es lo que quieren, pero nosotros no somos dioses. Como cirujano plástico puedo quitar grasa o ponerla, estirar o retirar la piel, siempre teniendo como referencia la anatomía de alrededor y guardando una proporción", comenta Cristino Suárez, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre).

Para Suárez es esencial que tanto el paciente como el cirujano mantengan unas expectativas reales antes de pasar por quirófano. "En las operaciones de cirugía estética es difícil que coincida al cien por cien lo que es la realidad con las expectativas que tiene el paciente, lo que conlleva desacuerdos. Puede que la operación resulte muy bien, pero el paciente no esté de acuerdo con el resultado, porque sus expectativas eran otras", apunta Suárez que aconseja que antes de la operación el paciente acuda al cirujano dos o tres veces para que queden bien claros los posibles resultados.

El cirujano canario especifica que las expectativas reales deben ser propiciadas por ambos lados. Por un lado, el cirujano debe detallar cuáles van a ser los resultados reales, explicar que la operación quirúrgica conlleva sus riesgos y no incitar a la operación. Y por el lado del paciente, sus expectativas suelen ser más irreales, aunque hoy día están más instruidos.

El presidente de la Secpre explica que el aumento de glúteos es la cirugía en la que hay más expectativas irreales por parte de los pacientes, sobre todo, por la influencia de determinados iconos sociales. Además, recuerda que la edad, los hábitos de vida, la capacidad de cicatrización y las características anatómicas son los factores que determinan los resultados de cada operación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine