"Cada vez se enganchan más jóvenes"

Antonio González es un ludópata rehabilitado que se aficionó a las apuestas deportivas en la red a los 22 años P Acudió hace dos años a la asociación Atejure para llevar a cabo la terapia

04.04.2016 | 16:26

"Yo sabía que lo que hacía no era normal, pero no podía parar, siempre estaba pensando en el juego". Estas son las palabras de Antonio González un joven de 29 años que durante varios años fue adicto a las apuestas online. "Comencé a jugar de casualidad a los 22 años porque un amigo lo hacía", admite, pero lo que comenzó como un juego inocente pronto se convertiría en el mayor problema de su vida.

Este joven santacrucero realizaba sobre todo apuestas deportivas. "Me interesaban deportes raros como el tenis de mesa o el voleyplaya", explica, ya que asegura que a diferencia de las apuestas futbolísticas en este otro tipo de juegos los resultados se saben en menos tiempo. "Un partido de fútbol dura una hora y media mientras que en el tenis de mesa en 10 minutos sabías si habías ganado", expone.

González explica que el dinero que se puede gastar una persona adicta al juego no tiene límites. "Cada uno juega según sus posibilidades y te acabas dando cuenta de que tienes un problema porque termina afectando a tu economía", reconoce.

Él se dio cuenta de que tenía un problema con el juego cuando se vio ahogado por las deudas. En ese momento, con la ayuda de su novia, se decidió a acudir a las reuniones de la Asociación Tinerfeña de Jugadores Rehabilitados (Atejure). "Al principio pensé que iba a ir a un sitio lleno de locos, pero poco a poco te das cuenta de que todos tienen el mismo problema que tú", valora.

Ahora lleva ya dos años rehabilitado y es consciente de que nunca más podrá volver a jugar, ni siquiera echar una partida de cartas entre amigos. "Tengo claro que he traspasado una línea roja y ya no puedo volver atrás", admite. Este joven es consciente de que "las recaídas son más fuertes", por lo que sabe que tiene que estar siempre alerta porque se trata de un problema de por vida.

Asegura que su vida ha cambiado totalmente desde que se ha rehabilitado, aunque mantiene que no es un procedimiento sencillo. Lo mejor de su nueva vida: "que ya no engaño a nadie para poder jugar", reconoce.

Para él el auge de la publicidad de este tipo de páginas web es una de las causas de que cada vez haya más jóvenes afectados por este problema. "Las identificas con personas de éxito y eso las hace muy peligrosas", explica.

González cree que aunque él comenzó a jugar después de cumplir 20 años, los jóvenes cada vez se inician antes en este tipo de adicciones. "Adolescentes con 14 o 15 años cogen el DNI de sus padres y acceden a este tipo de páginas", señala. González opina que incluso hay adolescentes que piensan erróneamente que con este tipo de apuestas "se pueden ganar la vida".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine