Universidad de La Laguna Claustro

Martinón critica el aumento de centros privados mientras los públicos pierden fondos

El rector cree que los principales problemas de la ULL son la falta de financiación, el envejecimiento de la plantilla y la deficiencia en infraestructuras

04.04.2016 | 16:26

El rector de la Universidad de La Laguna (ULL), Antonio Martinón, presentó ayer por primera vez ante el Claustro del centro su informe sobre el estado de la universidad. Martinón fue muy duro en su crítica a la proliferación de universidades privadas en el país, lo que a su juicio es un atentado contra el sistema público y consideró que las principales deficiencias de la institución tienen que ver con el acusado envejecimiento de la plantilla docente, la mala situación de las infraestructuras y la deficiente financiación. "Debemos orientar toda nuestra actividad a conseguir estar en las 500 mejores universidades del mundo, a medio plazo, y entre las 250 mejores, a largo plazo", dijo

El análisis del estado de la ULL tuvo muy presente su situación en el marco del sistema universitario español, aunque señaló que su más inmediato compromiso es con la sociedad canaria, afirmó el rector. "El aumento de las universidades privadas en este país ha sido espectacular, es un ataque directo a los centros públicos, porque es solo aquí donde se garantiza la igualdad de oportunidades. Esta situación es también un riesgo enorme para la investigación libre, que no debe estar sujeta a ataduras empresariales", sostuvo Martinón. "Las universidades privadas han aumentado desde el año 2000 a razón de una cada año, mientras que las partidas económicas peor paradas son las destinadas a becas y ayudas a los estudiantes".

Desgranando datos, Martinón indicó que el nivel de escolarización universitaria (porcentaje de universitarios sobre el total de la población entre 18 y 24 años) se sitúa en el 29,4% en el conjunto de España, mientras que en Canarias sólo llega al 18,5%. "Debemos plantearnos reforzar el número de estudiantes canarios universitarios", admitió.

La tasa de rendimiento (créditos aprobados sobre matriculados) se sitúa en Canarias en el 70,5%, la más baja de España, explicó el rector, lo que consideró un mal dato. La tasa de éxito (créditos aprobados sobre presentados) es del 84,1% en Canarias, frente al 86,7% en el conjunto nacional; y añadió que la tasa de evaluación (créditos presentados sobre matriculados) en Canarias es el 83,92% (la más baja de España), frente al 88% nacional.

En el apartado de investigación, el rector de la ULL apuntó que el gasto en I+D en Canarias es muy bajo. De hecho, en términos de PIB, el gasto en I+D en España es del 1,24%, mientras que en Canarias sólo llega al 0,5%, solo por encima de Baleares. Además, el personal dedicado a I+D sobre el total de la población es el 4,36% en España, y en Canarias supone el 1,65%.

Las publicaciones de la ULL han aumentado un 80% en el periodo 2003-12. "Diferentes estudios nos sitúan en posiciones diferentes pero se puede decir que estamos sobre el lugar 20 en volumen de producción y que esta posición empeora al calcular en función del número de profesores", explicó. En colaboración internacional en las publicaciones estamos en lugar 12 de 48, y en citas por profesor estamos en 18/48, agregó Martinón.

Para el rector, la ULL tiene una producción científica buena, con índices razonablemente altos en revistas de impacto. "Podemos considerar como fortaleza que hayamos mantenido un buen posicionamiento pese al contexto de crisis, pero estos datos se ven penalizados cuando la proyección se mide por investigador", lo cual se debe, a su juicio, al envejecimiento de la plantilla y a la baja incorporación de nuevos talentos, porque la ULL cuenta con escasas figuras de contratación de investigadores jóvenes. Sí admitió una mayor necesidad de internacionalización y de transferencia de la actividad investigadora.

En lo relativo a personal, el rector indicó que la ULL dispone de una plantilla de PAS de 835 miembros, de más edad que la media española, mientras que el nivel de estabilidad del PAS en la ULL es del 81,9%, similar al nacional. En el PDI se tiene una situación más acusada en la edad, ya que está más lejos de la media del sistema universitario español. Por otro lado, el 63% del PDI en la ULL es funcionario, mientras que en las universidades públicas españolas la media es el 47,1%.

En cuanto a los aspectos económicos, Martinón precisó que del año 2010 al 2013 la financiación autonómica de las universidades ha disminuido en España el 16%, mientras que en Canaria ha sido del 13%. Sin embargo, la recaudación por precios públicos ha aumentado el 35% en el conjunto nacional y en Canarias se ha limitado al 13%.

Los países de la OCDE dedican el 0,31% de su PIB a becas, mientras que en España sólo es el 0,11. El 26% de los estudiantes españoles tienen ayuda y en Canarias estamos en el 57%, prosiguió. "Debemos aspirar a una universidad gratuita para los estudiantes con menos recursos, lo que debe ser un objetivo a largo plazo", señaló Martínón.

Además, la ULL tiene una financiación inferior a la media de las universidades españolas, dijo Martinón, para quien esta universidad tiene una dependencia muy alta del Gobierno de Canarias. "Debemos buscar otras fuentes de financiación para conseguir una mayor autonomía", concluyó el rector.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine