Canarias tuvo la segunda menor tasa de mortalidad en 2014

Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en la mayoría de las comunidades autónomas

30.03.2016 | 12:16
Cementerio de San Rafael y San Roque, en Santa Cruz de Tenerife.

Canarias y Madrid fueron las comunidades autónomas con menor tasa de mortalidad en 2014, según el Instituto Nacional de Estadística, mientras que las tasas más altas de defunciones se registraron en Asturias, Castilla y León y Galicia.

El Instituto Nacional de Estadística ha hecho pública la estadística "Defunciones según la causa de la muerte", que establece que, en 2014, se produjeron en España 395.830 defunciones, 5.411 más que en el año anterior (1,4 %), de las que correspondieron a 201.571 hombres (0,9 % más) y 194.259 a mujeres (1,9 % más).

Las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2014 correspondieron a Principado de Asturias (1.215,5), Castilla y León (1.118,0) y Galicia (1.092,6).

Por contra, las tasas más bajas se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (576,8) y Ceuta (601,5) y en Comunidad de Madrid (675,3) y Canarias (676,5).

La tasa bruta de mortalidad aumentó en todas las regiones, salvo en la ciudad autónoma de Ceuta donde bajó un 4,3 %, seguida de Extremadura con descenso del 1,8 % y Galicia con el 1,2 %.

Por su parte, donde más aumentó dicha tasa fue en Cantabria (5,7 %), Canarias (4,7 %) y en la ciudad autónoma de Melilla (4,7 %).

Las tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos, ya que normalmente hay más defunciones por el efecto de la estructura de la población por edad.

Para corregirlo, se calculan las tasas de mortalidad estandarizadas que representan la mortalidad de la comunidad autónoma si todas tuvieran la misma composición por edad.

En este caso, las regiones con las tasas estandarizadas más elevadas fueron las ciudades autónomas de Melilla (819,1) y Ceuta (795,2) y las comunidades autónomas de Andalucía (721,3) y Canarias (687,3).

Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en la mayoría de las comunidades autónomas. Las mayores tasas brutas de mortalidad por estas enfermedades se registraron en Principado de Asturias (386,1 fallecidos por 100.000 habitantes), Galicia (349,9) y Castilla y León (332,7).

Estas tres comunidades autónomas también tuvieron las mayores tasas de defunciones debidas a tumores con 336,6 fallecidos por 100.000 habitantes, 300,5 y 318,3 respectivamente.

Las enfermedades del sistema respiratorio se situaron como tercera causa de muerte en todas las comunidades autónomas. Por su parte, las enfermedades del sistema nervioso fueron la cuarta causa de muerte en todas las comunidades, excepto en Extremadura, Comunidad de Madrid y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla en las que lo fueron las enfermedades del sistema digestivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine